Páginas vistas en total

lunes, 21 de mayo de 2018

CINE: READY PLAYER ONE de Steven Spielberg

USA 2018
Tye Sheridan. Olivia Cooke. Ben Mendelsohn. Mark Rylance. Simon Pegg. T J Miller. Hannah John Kamen. Win Morisaki. Phillip Zhao. Julia Nickson

La idea de partida no puede ser más atractiva y, lamentablemente, más actual.
La humanidad parece haber llegado a un punto donde la ciencia ficción no queda ya tan lejos.
En un mundo feo y decadente, un reflejo virtual denominado Oasis se convierte en un trasunto de existencia paralela donde, no sólo se puede conseguir todo aquello que se quiera sino que uno puede alcanzar el máximo sueño del ser humano: ser quien le gustaría ser sin ninguna limitación más allá que la que su imaginación alcance.
El conflicto, por lo tanto, tendrá lugar en ese mundo ficticio, mucho más contundente que el real.
Pero en esta distopía no nos estamos planteando, o no a fondo, problemas de desarrollo social y cultural.
Spielberg hace cine y Ready Player One es una contundente obra cinematográfica con, como principal objetivo, aquel que inspiró a la colección de creadores que en los años ochenta nacieron alrededor de quien se denominó como el Midas del séptimo arte: el entretenimiento.
Ya en sus dos películas anteriores, El Puente de los Espías y Los Papeles del Pentágono, el director hacía una apuesta clara por recuperar el cine más clásico de Hollywood. No sé si esto es eso que denominan postmodernidad o si es una reacción consciente frente a la misma. El caso es que los resultados eran excelentes.
Ahora , aunque avanzando un poco, sigue en ese modelo de regresión.
Y es que esta propuesta , homenajes claros al margen, es una clara apuesta por la recuperación del cine ochentero, de aquel cine americano que nos pegaba al asiento y conseguía divertirnos sin complejos.
Por supuesto, el protagonista es un adolescente y, por supuesto, pronto tiene a su alrededor a una pandilla de personajes que le ayudan en su objetivo, chica incluida, por supuesto a los malos se les nota que son malos, y por supuesto los efectos especiales son de primera calidad.
En el cine cabe todo.
Creo que este blog es en ese sentido un claro ejemplo: cine que tiene como objetivo acercarnos a otras culturas, hacernos pensar o mostrarnos la realidad en toda su crudeza para recordarnos la necesidad de reaccionar. También preciosas obras de arte. Pero no por ello hay que dejar de lado o avergonzarse por intentar pasar un buen rato.
Esto es lo que parece reivindicar Ready Player One.
Lo que es exigible es el compromiso con conseguir una buena obra, con la calidad, la inteligencia y el respeto al público. Y en este sentido, es modélica.
Con un estupendo guion, la cinta es como un gran parque de atracciones, un juego plural y lleno de giros y de aciertos al que es imposible no engancharse.
Posiblemente muchos lo calificarán como una americanada.
Para mi, es otra de las buenas de su director. Y un buen recordatorio donde éramos más jóvenes y posiblemente tuviésemos menos complejos.

Público     

viernes, 18 de mayo de 2018

TEATRO: EL CONCIERTO DE SAN OVIDIO de Antonio Buero Vallejo

Director.-
Mario Gas
Intérpretes.-
José Luis Alcobendas. Lucía Barrado. Jesús Berenguer. Mariana Cordero. Pablo Duque. Nuria García Ruiz. Javivi Gil Valle. José Hervas. Alberto Iglesias. Lander Iglesias. Aleix Peña. Agus Ruiz. Ricardo Moya. Gonzalo Torres.

Al terminar la función, y entre una gran ración de aplausos, el grupo de actores sale a saludar.
Y en tiempos donde se ha democratizado mucho esta ceremonia, lo hacen como antaño: por fases en función de su importancia antes del saluda conjunto.
Pues bien, puede parecer una deducción artificial, pero creo que en ese saludo, Gas nos está diciendo mucho sobre el tono de su propuesta, una declaración de intenciones en posición de epílogo. Luego lo aclararé.
El pasado año, con motivo de un aniversario ( no recuerdo el número ) hubo alguna discusión acerca de la ausencia de celebraciones alrededor de Buero.
Por lo tanto, esta producción nada menos que en el María Guerrero, tiene mucho de homenaje, merecido homenaje sin duda.
No voy a hablar de la valentía y el compromiso del autor ni de su significado en nuestra historia literaria.
Sí es cierto que, como es lógico, algunas de sus obras hayan envejecido peor que otras. Creo que posiblemente La Fundación, por su adscripción de género, puede ser la que mejor se mantenga más allá de lo arqueológico.
Su didactismo y su militancia, alabables en los tiempos en que escribía, pueden parecer ahora pasados, pero los valores universales que promueve , como la justicia, la rebeldía y la generosidad, siempre estarán vigentes. Lo que no lo está tanto es el tono melodramático en el desarrollo de los relatos.
El Concierto de San Ovidio es una de sus piezas referenciales.
Sin duda está muy bien escrita y estructurada con la perfecta arquitectura de quien sabe mucho de teatro.
Pero sabe un poco a teatro antiguo. a Estudio 1.
Y es precisamente eso lo que asume Mario Gas y lo que yo siento que nos transmite en ese saludo final que señalaba al principio: esta producción, muy cuidada, buena, está asumida como muestra de teatro antiguo, con algo de nostálgico. Salvo la incorporación audiovisual ( posiblemente con motivos económicos ) y la de teatro de sombras ( su mayor logro ), todo podría corresponderse a una representación de hace veinte o treinta años: su tono interpretativo, su ritmo.... acorde con el texto.
Y eso, creo, nos dice en el saludo de despedida.
¿ Es algo malo?.
No.
El público es uno de los puntales más importantes en el teatro, y el que ayer abarrotaba la sala y viene haciéndolo desde su estreno, no dejaba de aplaudir al tiempo que reconocía que hacía mucho tiempo que no veían algo que les gustase tanto.
Es un teatro que no va a aportar nada nuevo pero que está hecho con recursos, calidad y respeto. Repito que no podemos dudar de que Buero lo merece.
Espero que esto habrá la puerta a la resurrección de alguna otra de sus obras que, sin duda, aun tienen mucho que decir.

Público
         

NOVELA: UNA NOCHE DE VERANO de Laura Kasischke

Salamandra
230 páginas
También disponible en ebook

La verdad es que no consigo recordar como he llegado a este libro.
Posiblemente recomendación de algún suplemento cultural, lo que implicaría una crítica destacadamente positiva.
No conozco a la autora, no está en ninguna lista de recomendados ni de más vendidos, no me pega que me lo haya recomendado nadie...
Bien.
Lo he leído, sin saber como ha llegado a mi.
Esto daría para un precioso cuento en el que son los libros quienes nos buscan y nos encuentran a nosotros. Mejor dejo de divagar.
En sus primeras páginas de esta novela en primera persona, nos desconcierta la plural y anárquica colección de referencias, todas ellas acumulándose y con un tinte de inquietud. Incluso la frase repetida de "Algo nos ha seguido desde Rusia", nos remite sin duda al género de terror.
A partir de ahí, todo parece normalizarse. La protagonista se acababa de despertar, saliendo de un estado de sueño que podría haber provocado esa confusión.
Ahora, avanzamos en el entorno cotidiano de una pareja con una hija adolescente adoptada, sumidos en un pequeño conflicto originado por una tormenta de nieve el día de Navidad , y cierta incomprensión generacional. Al mismo tiempo, conoceremos la geografía temporal de la pareja y las principales preocupaciones de la narradora: su incompleto instinto maternal, sus carencias físicas, sus frustraciones morales y sociales....
La cuesta abajo comienza desde la mitad del libro aunque previamente haya habido indicadores muy bien colocados.
Con una excelente graduación de la información que vamos recibiendo, entramos en una espiral de pesadilla que nos permite varias lecturas:
Podemos hablar una vez más de terror, también de descripción de la locura, pero la puerta queda incluso abierta para celebrarlo como una crítica social a ciertas actitudes capaces de falsear la realidad a la búsqueda de situaciones estereotipadas.
En algún comentario he leído que se acusaba a la obra de tramposa.
Puede ser , como son las novelas que no terminan de definirse.
Pero tengo que decir que, sin ser apasionante, a mi me ha atrapado y ha conseguido generarme una sana inquietud.
¿De donde ha venido este libro??.

Público
     

lunes, 14 de mayo de 2018

EXPOSICÓN: DUCHAMP, MAGRITTE, DALI - REVOLUCIONARIOS DEL SIGLO XX


Palacio de Gaviria- Madrid
Hasta el 15 de julio
Organiza Arthemisia
Comisariada por Dra. Adina Kamien- Kazhdan

Desde hace más o menos un año, el Palacio de Gaviria, situado en el centro de Madrid, se ha convertido en un centro de exposiciones coordinado por la empresa Arthemisia. Comenzaron con Escher, siguieron con Muncha y ahora nos ofrecen un compendio de creadores para entender dadaismo y surrealismo.
Plantean la experiencia de acudir a una exposición como una actividad con valor comercial, es decir, frente a la mayoría de exposiciones en la ciudad organizadas por fundaciones en su mayoría, y en su mayoría gratuitas, o a precios mínimos, las exposiciones del Palacio, tienen un coste de entrada de catorce euros. Sin embargo están llenas.
No voy a entrar a opinar sobre si son caras o si la experiencia artística se debe de comercializar.Lo que si tengo claro en términos generales , es que el hecho de que alguien decida y consiga que el arte se convierta en na actividad de ocio más popular de lo que venía siendo, es siempre positivo.
Ahora nos frecen una exposición sobre los orígenes de dos movimientos artísticos muy relevantes: el dadaismo y el surrealismo.
Como reza el título, dos propuestas revolucionarias desde el punto de vista de asimilación del arte como respuesta a una situación social y cultural.
La exposición está en este sentido perfectamente documentada para transmitirnos lo que eran estos movimientos y lo que supusieron entonces.
Comprendemos el dadaismo como respuesta a la monotonía de una expresión que no reflejaba en realidad las inquietudes de una sociedad en proceso de cambio.
También el surrealismo como ese viaje al territorio que se encuentra entre el sueño y la consciencia, muy bien expresado en la información que compaña la muestra.
En ambos casos, compartimos la necesidad de expresar en libertad , de la creación sin juicio.
El recorrido está perfectamente puntuado, informativamente hablando. También ayuda una audioguía con un muy buen contenido.
El producto, en estas exposiciones está muy bien cuidado. Volviendo al concepto experiencial que comentaba al inicio, además de poder pasear por un entorno tan singular como el del Palacio, siempre está acompañado por detallada detallada información y puntos ligeramente interactivos.
Es decir, la parte didáctica de la muestra es excelente  permite que salgamos de la misma con una visión amplia y plural de un recorrido en el que el arte corrió parejo con la historia intentando enfrentarse a ella, cambiar su curso, hacer que le naciese un cerebro capaz de experimntar yy buscar nuevos caminos.....
En cualquier hay que decir que el conjunto tiene más valor que sus individualidades. Y es que echo de menos algo más de obras importantes por parte de los autores que la componen.
Con todo ello, creo que la visita a esta exposición, está más dirigida hacia aquellos que asumimos nuestra ignorancia y, consecuentemente, nos sumamos a visitarla con esa visión de aventura, de plan de ocio, de ganas de hacer algo diferente. Sin duda, aprenderemos.

Público

EXPOSICIÓN: ADOLF LOOS- ESPACIOS PRIVADOS en CaixaForum Madrid

CaixaForum Madrid
Hasta el 24 de Junio de 2018
Coorganiza Museu del Disseny de Barcelona

En primer lugar, es importante resaltar la buena documentación que proporciona  esta exposición.
Los textos que luego acompañarán las diferentes etapas del recorrido, están perfectamente recogidos en un estupendo folleto guía que permite consultarla con anticipación sin que luego sea necesario combinar percepción y lectura durante la visita.
Se agradece.
Sé muy poco de decoración y arquitectura, por eso valoro especialmente el nivel didáctico de as explicaciones que nos ponen en contexto lo que vamos a ver.
Posiblemente mi comprensión sea superficial pero suficiente para disfrutar esta colección de espacios, acompañada de varios elementos ( libros, bocetos ) sin duda curiosos y nunca excesivos.
Lo realmente interesante en Espacios Privados son los conjuntos corales de objetos integrados en scenarios casi teatrales que, con los fondos fotográficos son capaces de componer lugares completos y complejos.
Fragmentos de interior que nos permiten atisbar la vida en la Viena de fin de siglo con cierto nivel de voyeur.
Es sin duda una exposición muy bien construida, muy atenta al detalle. Diferente en su contenido a lo que habitualmente podemos conocer ( o posiblemente sea esta afirmación fruto de mi ignorancia una vez más ).
y muy instructiva.
El cambio de concepto desde la decadencia de un barroco sin sentido al sentido práctico de las formas, sin por ello perder la referencia de la belleza, queda perfectamente reflejado. Me descubre la estética de palabras como elegancia y equilibrio.
El montaje, consigue volumen e intimidad.
Dormitorios, de adultos y de niños, despachos, salas de reuniones, locales comerciales, cafés..... cualquier intervención sirve para trasladarnos la idea de una mente que, a la vista de su capacidad creadora, y de su influencia claramente palpable hoy día, consiguió convertir algo tan cotidiano como la decoración en algo más. A él, por lo que nos dicen los textos, no le gustaría hablar de arte. Posiblemente su concepto de habitabilidad y espacio y sus desarrollos del mismo, deban encontrar un lugar propio donde ubicarse.
Su visión, entre la necesidad y la práctica, entre el buen gusto y la economía, entre lo masculino y lo femenino, es sin duda la narración de lo que hasta entonces sólo eran conceptos genéricos que, en muchos casos, justificaban el vacío.
En esta exposición hay, ya lo he transmitido, estética, pero también hay conocimiento, y la invitación a ver de otra manera nuestro entorno.

Público

sábado, 12 de mayo de 2018

CINE: AMANTE POR UN DÍA de Philippe Garrel

Francia 2017
Eric Caravaca. Esther Garrel. Louise Chevillotte. Paul Toucang. Felix Kysyl

Mayo no es un buen mes para estrenos cinematográficos en nuestro país.
A nivel de cine, reína la información procedente de Cannes y estamos pendientes de que empiecen a llegar los primeros envíos de Málaga para entrar luego en el producto veraniego ( lo digo sin ningún desdén ).
Ya se está apagando, por otro lado, la resaca de los Oscars.
Y es gracioso, porque es en estas fechas, donde las distribuidoras no parecen pelearse por las pantallas, más allá de maravillas como Isla de Perros, cuando se encuentran joyas escondidas sorprendentes, singulares , buscando un público explorador y con ganas de que le sorprendan.
Me ocurrió la semana pasada con Invitación de Boda, ayer con Custodia Compartida. Hoy con este Amante por un día ( título que, dicho sea de paso, no termino de comprender ).
Una chica abandonada por su pareja, regresa a casa de su padre, donde se encontrará que este está viviendo una relación con una joven estudiante, de su edad.
Rodada en blanco y negro, con la ayuda de una voz en off nada intrusiva, el director realiza, más que un ejercicio de estilo, un verdadero ejercicio de orfebre. Es de esas veces en que la labor de creación está muy presente pero sin ahogar; que la película es toda una experiencia artística pero exenta de cualquier pretenciosidad, sólo al servicio de la historia que se está contando. Formalmente, Amante por un día es muy hermosa, y transmite un maravillosa ligereza, una gran sensación de libertad, también, no sé como explicarlo, de regalo.
En lo que se refiere al contenido, el guion ( que parece no existir, tal es la naturalidad que mágicamente se alcanza a pesar de su artificio fílmico ), se centra en tres personajes:
El padre, un hombre muy sólido pero que, al contrario de lo que él podría llegar a pensar , es, igual que cualquier ser humano, no inmune al sufrimiento.
Su hija, una chica insegura, posiblemente intensa y muy posiblemente, necesitada de afectos simples, de calor.
La pareja del padre, una joven egoísta y generosa al mismo tiempo, sensual e inconsciente, ávida de vida.
Los tres están empapados de cierto romanticismo que tiene mucho que ver con la soledad del mundo contemporaneo.
Con esas tres almas, Garrel crea un entramado de relaciones flexibles que se desarrollan ante nuestros ojos , cruzándose entre ellas como hilos que unen dos paredes a diferentes alturas.
Posiblemente en este ámbito pueda decirse que también realiza un trabajo de orfebrería. En este caso, basado en la mirada y en la pureza de su texto, en el que hay pocas palabras pero todas ellas necesarias.
Con todo esto, la película se convierte en material para reflexionar sobre muchas cosas, por supuesto sobre el amor pero también sobre la necesidad de posesión sobre la otra persona, sobre nuestra fragilidad y nuestros miedos, sobre la inseguridad ante lo que realmente sentimos, sobre la realidad generacional, sobre las relaciones paterno filiales y la necesidad e aceptar nuevas incorporaciones....sobre la vida, en definitiva.
Y todo esto en un tiempo breve, no habitual hoy en día: 76 minutos.
Posiblemente si Amante por un día se hubiese estrenado en otras fechas , la habría dejado de lado. Ha llegado en el momento justo y, sobre todo, me ha llegado muy dentro, con mensajes en los que no me cuesta reconocerme.
Lo dicho: otra joya de esta primavera que está siendo, cinematográficamente hablando, un hallazgo de obras singulares.
Un precioso cuento cotidiano.

Púbico

viernes, 11 de mayo de 2018

CINE: CUSTODIA COMPARTIDA de Xavier Legrand















Francia 2017
Lea Drucker. Denis Menochet. Thomas Giora. Mathilde Auneveux. Saadia Bentaieb. Jean Marie Winling. Martine Vandeville. Florence Janas. Jenny Bellay

Un matrimonio se separa como consecuencia de los malos tratos del hombre, tanto sobre su pareja como sobre sus hijos.
La historia de esta película comienza con el matrimonio delante de una juez que tiene que tomar una importantísima decisión: si admite la solicitud del ex marido de régimen de custodia compartida sobre el hijo menor, un niño que ha dejado por escrito su horror ante su progenitor.
Escuchando a ambos abogados sorprende darse cuenta de que una de las dos partes está mintiendo, y que, de ser capaz de dilucidar cual es esa parte, puede depender la tragedia.
Lamentablemente nos suena.
También nos suenan, seguro,  las referencias del infierno que a partir de ahí se desencadena para las víctimas. Pero la mayoría no hemos nido que sufrirlo.. Xavier Legrand consigue que vivamos con una carnalidad de documental ese sufrimiento, el desconcierto del miedo, la desesperanza cuando se es consciente  del horror que sólo quienes viven a nuestro lado parecen entender. La soledad ante el peligro.
El director nos muestra al monstruo, pero la mirada viene realmente de las dos personas más cercanas a la tragedía:
En el primer tramo, el niño. Ese pequeño que se ve obligado a tomar las decisiones de un adulto. Que con sus primeros planos en el encierro del automóvil, nos traslada el miedo en estado puro.
En el segundo, la madre, esa mujer que, por su madurez, es consciente de hasta donde podría llegar el daño.
Visualmente, la tensión que se alcanza a generar en el tramo de la fiesta es brutal. Perfectamente coreografiado externamente, para crear una corriente interior de angustia difícil de enfrentar.
Hay poco más que decir de estas imágenes que hablan por si solas.
Sólo que no recuerdo haber visto un película tan seca, tan árida y, posiblemente por eso mismo, por lo que reflejan de verdad absoluta, tan contundente.
Custodia Compartida es una película muy buena, pero, sobre todo, es una película que se debería de proyectar de forma obligatoria en todos los centros educativos.

Público

jueves, 10 de mayo de 2018

NOVELA: TIEMPOS OSCUROS de John Connolly

Tusquets
480 páginas
También disponible en ebook

Con Connolly me pasa algo cercano a la adicción, en especial con las novelas de la serie del detective Charlie Parker, este hombre oscuro, a camino entre la vida y la muerte.
Y lo cierto es que, hasta ahora nunca me ha decepcionado. Algunas de las novelas me han gustado más y otras menos, pero todas, todas, me han durado menos de cuatro días.
Tiempos Oscuros es de las muy buenas, de las que además de contar una historia independiente, ahonda mucho en el relato global, en esa larga odisea de descubrimiento de una nueva dimensión y de lucha contra el Mal, así, con mayúsculas, creo que con un mayor atrevimiento que en otras ocasiones, posiblemente dando un paso adelante.
De hecho, un tema a tener en cuenta a la hora de afrontarla es que, si bien algunas de las novelas del ciclo, creo que casi todas hasta ahora, podrían leerse de forma independiente sin muchos problemas, en el caso que nos ocupa sería muy difícil.
Pero como he dicho, a pesar de esta limitación, esta es una de las muy buenas.
Empieza con una introducción, en la que se hace una declaración de intenciones, al tiempo que no nos permiten que nos olvidemos de un personaje tan apasionante como El Coleccionista, que en esta entrega no tendrá mayor protagonismo.
A partir de ahí, el núcleo de la aventura se centrará en El Tajo, una comunidad cerrada, casi de comportamiento medieval, construida alrededor de la endogamia y la oscuridad.
Connolly una vez más, cuenta con muchos de sus personajes habituales, en especial los fantásticos Angel & Louis, y añade, como siempre, muchos otros de entidad. Sus "malos" son siempre creaciones incomparables.
Genera esa mitología donde, trayendo referencias culturales ancestrales a la América de hoy, consigue crear un mundo propio brillante y en el que es difícil no quedarse atrapado.
Pero además, es un maestro en manejar la acción . Y creo que en ese sentido, Tiempos Oscuros es de las que cuenta con más acciones paralelas, perfectamente coordinadas, de una forma casi cinematográfica.
Son ya catorce, si no me equivoco, las novelas de la serie. En la anterior ( el Rabbit is Rich de Charlie ), pensé que el final estaba cerca. Pero no sólo ha recuperado fuerzas nuestro héroe, sino que se han abierto nuevas zonas que explorar.
Una vez más, termino esperando la siguiente.
Lo dicho: una adicción.

Público

martes, 1 de mayo de 2018

CINE: INVITACIÓN DE BODA de Annemarie Jacir

Palestina 2017
Saleh Bakri. Mohammed Bakri. Maria Zreik

Hoy es una de esas ocasiones en que escribo sin planificación, una de esas veces que me pueden las ganas de contar como he disfrutado de una película, seguro que en este caso, acrecentado por el factor sorpresa.
No había oído hablar de Invitación de boda hasta ayer. Leí comentarios en Filmaffinity y , junto al interés por verla, tuve cierta ansiedad pensando que, desafortunadamente, será una de esas películas que apenas duran una semana en cartelera. La verdad es que está tarde éramos bastantes los que habíamos acudido a los Renoir a verla. Espero que signifique algo.
El caso es que al salir, me encuentro preguntándome ¿ que hace grande una película? ¿ que hace grande una obra en apariencia tan sencilla?.
¿La verdad?
Sí, es cierto que Invitación de boda utiliza la realidad como material, pero no juega al realismo documental. Hay una clara dramatización de los conflictos. Hay trabajo de dirección.
Bien. Sumemos entonces la inteligencia a la hora de escribir un guion capaz de mezclar lo comprometido de la descripción social y política del entorno, con la universalidad de las relaciones padre e hijo. El equilibrio que se consigue con una historia particular pero que al mismo tiempo es una crónica del entorno. Personalmente creo que percibo mucho más sobre el conflicto palestino con esta historia que con muchos artículos de prensa.
Pero lo que hace de esto algo muy especial es la sensibilidad con la que se cuenta.
A fin de cuentas, hablamos de algo tan cercano para todos como la relación entre un padre y un hijo.
Él anciano, un profesor, sin duda una gran persona por como es reconocido por sus antiguos alumnos, terco, comprometido con la tradición, pero, sobre todo, lleno de amor por sus hijos.
El joven, un emigrado a Italia donde ya ha rehecho una satisfactoria nueva vida. Crítico con el desarrollo de su país. Pero, sobre todo, lleno de amor hacia su familia.
La eterna lucha entre lo antiguo y lo nuevo.
Juntos proceden a cumplir la tradición palestina de repartir en mano las invitaciones de la próxima boda de su hija/ hermana. Con esto la mayor parte de la película tiene lugar con las conversaciones de los dos en el automóvil, punteado con diferentes encuentros.
A través de estas visitas podemos dibujar un mural plural de la sociedad y cultura del país.
Pero sobre todo, a través de las conversaciones entre los dos, llegamos a conocer con un alto grado de intimidad a dos personajes tan complejos como puede serlo cualquier ser humano, gracias a una escritura delicada, sensible, llena de matices.
Por supuesto, esta es una de esas películas que requieren de dos intérpretes perfectos para ser creíble. Al leer la ficha, percibo que los dos protagonistas tienen el mismo apellido. No me extrañaría que fuesen padre e hijo en la vida real. Es difícil fingir la línea de complicidad y amor que existe entre ellos, esa capacidad de vivir en un constante perdón y en un constante por favor, de dar y recibir, de intentar comprender y ser comprendido.
No sé que hace grande una película pero esta sin duda lo es.
Y sólo le hace falta amor y talento.
Como decía al inicio, he escrito sin planificar, con la ilusión de compartir este regalo,maravilloso regalo, y de celebrarlo con todos.
No os la perdáis.

Público

sábado, 28 de abril de 2018

CINE: ISLA DE PERROS de Wes Anderson

USA. 2018
Animación.
Con las voces de:
Bryan Cranston. Koyu Rankin. Edward Norton. Bob Balaban. Bill Murray. Jeff Goldblum. Greta Gerwig. Scarlet Johansson.

Disfrute.
Gozo.
Posiblemente haya más palabras para contar lo que he sentido ante el visionado de Isla de Perros.
Por supuesto fascinación, sorpresa, en lo que se refiere a su estética.
Ternura, ilusión, simpatía, sentimientos que me generan sus protagonistas.
Vayamos por partes, estoy tan enganchado a esta película que he visto esta tarde que si no pongo orden, puede quedar todo confuso.
Nos encontramos en un futuro Japón.
Los perros se han convertido, a través de la manipulación de un gobierno corrupto, en una plaga a ser erradicada. Para ello, todos los canes han sido trasladados a un lugar inmundo,, la Isla Basura, un inmenso vertedero donde sobreviven como pueden.
Cuando un niño decide acudir allí a buscar a su mascota, las cosas empiezan a cambiar.
Y a partir de ahí, la aventura de sus protagonistas, será una continua y maravillosa sucesión de hallazgos brillantes que en ningún momento nos dejan de apasionar.
El hecho de que nos encontremos ante una cinta de animación, puede todavía hacer pensar en una propuesta de cine infantil. No es que sea yo quien quiera privar a los más pequeños de disfrutar de esta joya. Pero lo cierto es que el argumento y el modelo narrativo compone una muy sofisticada estructura que rebosa inteligencia. Se puede quizás hacer una lectura más simple, y seguramente seguirá siendo muy rica, pero en el caso de los mayores vamos a encontrar multitud de referencias empapadas de humor.
Ahora vamos a la estética.
Sin duda, aunque hoy día la tecnología lo pueda todo, una de las bondades del cine de animación es poder crear cualquier escenario imaginable.
Pero puede hacerse bien o no.
En este caso, y gracias a ser un homenaje al cine japonés y, en general a ese país y a su cultura, utiliza ese exotismo para crear un entorno brillante, extravagante, hermoso, en crecimiento continuado. Sólo sentarse a contemplar los paisajes que nos proponen, con una caligrafía muy geométrica, sería razón más que suficiente para pasar dos horas sentado en la butaca.
Pero están los personajes.
Esos héroes caninos de los que es imposible creer que no sean humanos. No me refiero a las voces ( ver en v.o. recomendación ) con lo que grandes actores nos muestran de lo que son capaces incluso sin mostrar el rostro. Me refiero a los gestos, las miradas, su lenguaje corporal....
Tengámoslo claro: esto es magia.
Porque una de las cosas de las que estoy seguro es de que cualquiera que se haya embarcado en este proyecto es alguien que ama el cine, y que entiende por tanto lo que el séptimo arte puede hacer con la realidad.
Wes Anderson es sin duda un director con un lenguaje particular, capacidad de crear sus propios mundos y un fondo de ingenuidad e ilusión. Muchas de sus películas con personajes reales parecen tebeos. Adoro varias, posiblemente la que más me guste sea Moonrise Kingdom,. En cualquier caso, decía al inicio de este comentario, que había disfrutado mucho de Isla de Perros, pero lo cierto es que si miro atrás, recuerdo que he disfrutado muchas veces con su cine.
Isla de Perros es una obra maestra.
Pero sobre todo, lo más importante, he salido del cine más feliz de lo que entré.
Pocas veces he hecho recomendaciones tan contundentes.

Público