Páginas vistas en total

sábado, 24 de septiembre de 2016

TEATRO/ CLOWN: SLAVA'S SNOWSHOW de Slava Polunin

Creado por.-
Slava Polunin.
Dirigido por.-
Slava Polunin y Viktor Kramer
Intérpretes.-
Artem Zhimo. Aelita West. Yury Musatov. Chris Lynam. Dima Merashchi. Bradford West. Francesco Bifano. Alexandre Frish

Clown, ese payaso triste y tierno, ese mimo de colores que convierte la poesía en sonrisa, que bebe directamente del corazón. Ese niño grande. Ese hombre ingenuo.
Charlot, Charlie River, ... cuantos nos han hecho reír y sobre todo, nos han hecho amarles.
Tengo la sensación de que en los últimos años, se ha producido una recuperación de esta disciplina. No puedo olvidar la versión de Brecht en la que Hernan Gene utilizó un grupo de clowns para acercar una de las obras del dramaturgo alemán.
El clown es algo muy serio.
Un arte al mismo nivel que cualquier otro modelo de interpretación dramática, aunque posiblemente menos valorado.
Slava Polunin está considerado, al parecer, uno de los mejores clowns del mundo.
No me extraña viéndolo en el escenario. Cada movimiento, cada mirada, cada gesto, apunta directamente al niño que todos tenemos dentro.
Aquí crea un espectáculo que empieza desde la tristeza más clara, nada menos que un absurdo intento de suicidio. A partir de ahí, el protagonista acompañado de un grupo de acólitos, simpáticos y patosos, parecen intentar entender que es lo que merece la pena para evitar ese final ( ¿ es mucho pensar en un giro colorista de El sabor de las cerezas de Kiarostami ? ). Para ello, se suceden una colección de divertidas escenas musicadas en las que nos guían en este hermoso espectáculo donde aprendemos, entre otras cosas, que el invierno no tiene porque ser frío si se calienta con la estufa del corazón y de la risa.
Un recorrido jovial. Festivo. Pero al mismo tiempo, delicado, pequeño, capaz de atraer nuestra mirada con los detalles.
Parece ser que Slava  se  ha formado en el Circo del Sol.
Está claro que de esos años ha aprendido al menos dos cosas:
En primer lugar lo teatral.  Así, hay pequeñas piezas que consiguen encarnar historias evocadas, apuntadas, sugeridas. Algunas tienen la magia del abrazo con el abrigo ( que genialidad tan absoluta¡). Otras el nivel de hermoso apunte. Pero todas gozan de entidad para poder ser consideradas singulares, a pesar de que aquí están perfectamente engarzadas en el conjunto.
En segundo lugar, ha aprendido sin duda el sentido del espectáculo. Como utilizar una producción potente para generar en el público una experiencia única. La primera parte termina con una tela de araña que cubre a todo el público, pero el punto álgido sin duda se alcanza con una increíble tormenta de nieve y la fiesta final con pelotas de colores.
Hay recursos, pero sobre todo, están muy bien utilizados.
Slava's Snowshow es un espectáculo gozoso, vital, tierno y hermoso. También un gran espectáculo.
Una experiencia teatral de primer orden.
Sin duda: un regalo para todos. Siempre que seamos capaces de disfrutar, merece la pena. Al final, no es difícil darnos cuenta que todos nosotros hemos recibido también, durante esa hora y media, una pequeña llama en nuestro corazón. De nosotros dependerá mantenerla o dejar que se apague.

Público

No hay comentarios: