Páginas vistas en total

miércoles, 20 de enero de 2016

NOVELA: ALEX de Pierre Lemaitre

Alfaguara
336 páginas
También disponible en ebook.

Pierre Lemaitre llegó a nosotros a partir de su Premio Goncourt, una extraña y fascinante novela bélica titulada Nos vemos allí arriba.
No sabía, yo al menos, que detrás de ese nombre, estaba un importante escritor de novela negra, cuyos libros ha comenzado a editar Alfaguara , con un policía singular en fondo y forma, Camille Verhoeven.
Tras la sorpresa de Irene , llega Alex , y una vez más , me siento totalmente atrapado por esta historia sobre la crueldad y la ambigüedad del bien y del mal.
Es difícil comentar una obra de este género, por el miedo a desvelar demasiadas pistas sobre su trama.
Voy a intentarlo.
En primer lugar , es importante señalar , y los que hayan leído Irene me entenderán, que Lemaitre no escribe para estómagos sensibles. Hay que acercarse a sus novelas con la capacidad de enfrentarse a imágenes terribles, en ocasiones de una crueldad extrema ; por decirlo de algún modo, con la misma capacidad de asimilación que, desgraciadamente , nos tenemos que enfrentar hoy día a muchas páginas de periódicos.
Pero también es importante señalar que sí escribe para mentes inteligentes , capaces de asumir nuevos procesos narrativos que en ningún caso se repiten : lo que en Irene era una vuelta de tuerca que nos cambiaba en la última parte nuestra perspectiva , es aquí un juego de espejos que van deformando el anterior. Tenemos la sensación de ir recorriendo un camino inverso hacia la semilla del mal, hacia el origen, donde pocas cosas son lo que parecen y nos encontramos ante la terrible situación de justificar.
El personaje central, la antagonista que da nombre a la novela , se va desarrollando ante nosotros con una complejidad comprensible . No es tan importante el quien sino el porqué . Y es tan excelente su estructura que no podemos dejar de apasionarnos con esta historia que, por otro lado, nos plantea cuestiones en las que nos pone en una situación muy difícil.
Al igual que en su pieza anterior , el fondo humano de aquellos que componen el conjunto de personajes , ya sea comunes ya sea sólo adscritos a la que nos ocupa , está perfectamente definido y descrito de forma precisa, tanto en los aspectos "decorativos y constructivos" como en en la parte emocional.
Sólo me cuesta pensar en si leer seguidas varias novelas de este autor no terminará por hacernos necesitar un descanso, tal es su nivel de intensidad.
Pero por el momento, yo he colocado a Lemaitre en el lugar de aquellos a los que no voy a perder de vista.

Público    

No hay comentarios: