Páginas vistas en total

miércoles, 9 de marzo de 2011

TEATRO: PENUMBRA de Juan Cavestany y Juan Mayorga

Dirección: Andres Lima
Alberto San Juan. Nathalie Poza. Guillermo Toledo. Luis Bermejo

Animalario cuenta con una capacidad única en arquitectura teatral.
Su forma de "escribir" una representación , posiblemente derivada de planteamientos de taller , está siempre cargada de sugerencias donde conviven la búsqueda visual con cualquier otro elemento como la iluminación y el sonido, siempre en un movimiento singular y absolutamente perceptible y directo.
La conjugación es siempre perfecta porque nunca se olvidan del texto como base , bien responda este a una adaptación de un clásico o a una creación propia , como era en Hamelín o en el caso que nos ocupa.
Son maestros en carpintería . Netamente teatrales . Y geniales en la mayoría de las ocasiones.
En Penumbra se mueven en el ámbito de los sueños , lo que otorga la libertad para situarse en un surrealismo de enigmas , referencias y círculos, de espejos y subtextos que se abren y se cierran continuamente .
La experiencia visualmente es de nuevo fascinante , hermosa y terrible.
Pero lo que más me convence de este espectáculo es su interior:
La base es el miedo, esos miedos que todos tenemos y que conforman nuestras pesadillas cotidianas , y sus autores encuentran el sustrato de este sentimiento en nuestro entorno más cercano, en el día a día y en fotografías absolutamente reconocibles, fundamentalmente la familia.
A partir de ahí, navegamos en descubrimientos y misterios, nos enfrentamos a nosotros mismos y nos reconocemos aunque nos cueste.
No está lejos Poe.
Y para no dejarlo en un final dramático, el valor de un niño .
Todo ello en un escenario exquisito, con un movimiento de relojería y , a pesar de que todo pueda sonar conceptual, imbuido de un aire de ligereza que lo lleva a desarrollarse con una absoluta fluidez.
No hay nada que decir de sus interpretes que no se haya dicho ya : son una pieza más en este mecano inteligente y lúcido y perfectamente engrasado.
Penumbra no es una obra cómoda , pero si una experiencia teatral única. Eso es lo que cuenta.

Público

No hay comentarios: