Páginas vistas en total

sábado, 15 de abril de 2017

CINE: NERUDA de Pablo Larrain

Chile 2016
Luis Gnecco. Gabriel García Bernal. Mercedes Moran. Alfredo Castro. Pablo Derqui. Marcelo Alonso. Alejandro Goic. Antonia Zegerss. Jaime Vadell. diego Mñoz. Francisco Reyes. Michael Silva. Marcos Montero.

Es de agradecer que las plataformas digitales y las nuevas formas de distribución, nos permitan segundas vueltas de los últimos estrenos. Algo que va en consonancia con la escasa duración en cartelera de muchas cintas, sean o no memorables.
Oportunidad por lo tanto de acceder a este Neruda que en su día se me escapó.
Oportunidad de disfrutar de esta extraña y excelente película. De esta obra singular.
Neruda, para empezar a hablar de ella, o incluso para definir lo que es , debe comenzarse por contar lo que no es.
Neruda no es una biografía del poeta chileno, aunque traslada a la perfección su posición y reconocimiento como icono de un movimiento de revolución en un país necesitado de un cambio.
Reconocimiento internacional, mundial. Reconocimiento alejado posiblemente del conocimiento del verdadero personaje , humano, como cualquier otro ser humano, que existía debajo del aura de genio. Un hombre mundano, superficial y capaz de reírse y manipular su propia creatividad. Algo que Neruda , la película, retrata a la perfección, incluso otorgándole el beneficio de asumir con autoironía la necesidad de "utilizarse" por un bien mayor, un margen por lo tanto de empatía ( ante un personaje que, sin esa coda, podría llegar a ser claramente detestable ).
No es tampoco un cuadro político, por mucho que la política esté presente y se analice, en muy pocas frases , con una lucidez y una inteligencia dignas de elogio. Ni una crónica de un Chile agónico en su decadencia.
Neruda se centra en dos personajes y en una persecución entre ellos. El poeta y un policía hijo del arroyo y con necesidad de adquirir una notoriedad que , hasta entonces, le ha negado la vida. Pero no me atrevería a calificarla como thriller a no ser que admitamos como género algo así como el thriller lírico, estilizado y depurado.
¿Que es por lo tato Neruda?.
Para empezar, una semblanza de un personaje histórico, con un análisis personal crudo, pero que en ningún caso resta valor a su significado, asumiendo incluso por parte de sus valedores, que no era mucho más que un cartel de propaganda ilustrado.
También de los movimientos políticos de entonces , tan necesitados de la clandestinidad como coartada y de la cultura como apoyo.
Pero sobre todo, es una apuesta  arriesgada, original y extraña sobre otra forma de contar. Ya he citado su lirismo, hablemos también de la metaliteratura. No está claro si Neruda es un cuento escrito por el poeta sobre un personaje que pudo llegar a obsesionarle, o un cuento escrito por el policía obsesionado él también por el poeta. Tal vez el resto de una mujer abandonada, tal vez un sueño.
Especialmente un viaje.
Pero con todo ello, sin ser un biopic al uso, posiblemente consigue trasladarnos mucha más información que si se hubiese afrontado la narración de forma tradicional.
Larrain es eficaz en su narrativa.
Asume que lo que tiene entre mano es un material diferente.
Su caligrafía remite a colores y formas tradicionales en el género negro con un punto de guiñol en la grandeza de las figuras y el espacio.  También utiliza a la perfección y de forma muy epidérmica herramientas como la música o el movimiento.
Su obra es un aguafuerte.
La mano del director es un excelente ejercicio plástico, atrapa en un torbellino visual, vital, brillante, pero creo que probablemente el mayor valor de Neruda esté en su escritura, en ese difícil equilibrio surrealista, entre el cómic culto y la lírica.
El resultado es, ya lo he dicho antes, excelente, un poema que navega entre el humor y la ironía, entre la ternura y el patetismo, entre el peligro y el destino.
Por último, quizás todos los genios merezcan una mirada así. Y todos los capítulos de nuestra historia. Capaz de entender y asumir.
Neruda, en su atipicidad, es mucho más compleja y completa, y nos acerca mucho más a esa realidad, que cualquier modelo convencional. Tengo la sensación al concluir, de que mi cercanía con el poeta es mucho mayor que al inicio, posiblemente por escenas que nunca había imaginado como su recitado en un burdel, la referencia a su voz de poeta, o el autoreconocimiento de su figura como insignia necesaria para la revolución.
Excelente y singular, creo que ya lo he dicho.

Público

No hay comentarios: