Páginas vistas en total

sábado, 4 de marzo de 2017

CINE: EL GUARDIAN INVISIBLE de Fernando González Molina

España 2017
Marta Etura. Elvira Minguez. Carlos Librado. Francesc Orella. Itziar Aizpuru. Miquel Fernández. Colin McFarlene. Pedro Casablanc. Ramón Barea. Susi Sánchez.

Era lógico.
Un éxito literario como la Trilogía del Baztan, tendría su versión cinematográfica. Todos lo esperábamos.
Quiero creer que esta, El guardián invisible, que recoge la primera de las tres novelas, es también la primera de la serie.
En cualquier caso, lo que hay que analizar es el resultado, intentando también ponernos en la piel de aquellos que no han leído las narraciones de referencia.
El guardian invisible se centra en la investigación del asesinato ritual de varias niñas. El caso recae sobre una policía muy profesional pero también ligada al lugar de los hechos por terribles heridas personales que nunca han llegado a cerrarse.
El Valle del Baztán es un escenario rural que se sitúa en un mundo donde las leyendas conviven a  la perfección con la realidad. Esa magia oscura tiñe este drama haciéndolo espeso y terrible y anunciando un nivel de presencia del mal que aparecerá en las futuras entregas.
En la novela hay una gran densidad que empapa las páginas, un catálogo de sugerencias y evocaciones que poco a poco se irán cerrando. También se construye una saga familiar donde todos sus personajes cuentan con un desarrollo amplio y lleno de esquinas.
Mucho contenido, posiblemente, para menos de dos horas, y muchas sensaciones, no todas palpables.
El guardián invisible, película, cuenta con un guion bien estructurado en lo que se refiere a la trama. Se sigue con ligereza, y, si no se conoce la novela original, con sorpresa. También es cierto que, si no se ha leído la novela, no se echará nada de menos. Pero es diferente para aquellos que sí conocemos la versión papel.
Personalmente creo que a la cinta le falta personalidad y cuerpo. No sé bien como explicarlo pero me parece una sucesión de hechos que no se corresponden con un esqueleto global, sino que todo es pura estructura.
Sin duda hay que reconocerle que entretiene, pero, por decirlo de alguna manera, habría podido ser ( tenía los mimbres ) un "silencio de los corderos" , y sin embargo, a pesar de la similitud de algunas de las secuencias finales en las que Marta Etura emula a Jodie Foster en su búsqueda dentro de la casa oscura, está muy lejos de alcanzar el magnetismo de esta.
Repito: es entretenida y está bien hecha, aunque abusando un poco de lo nocturno y sobre todo de una lluvia omnipresente. Y estoy seguro, y me alegro, de que puede ser un taquillazo. Espero las segunda y tercera parte y sin duda las veré. Pero creo que con un mayor cuidado, menos eficacia y más estilo, podría haber llegado a ser algo grande.
No entendí en su momento la elección del director para un material tan jugoso. Lo cierto es que parecía especializado en éxitos económicos con material ajeno, de diferente tipo y siempre con base literaria. Creo que un producto de este tipo estaría mucho mejor en manos de un especialista en el género, capaz de destilar toda su perversión.
En su momento, la novela nos sorprendió. Apareció como una novedad apasionante y nos hizo esperar ansiosos cada continuación. La película está lejos. Posiblemente mejor valorada, por tanto, por quienes no tuvieron la suerte de perder el sueño por sus páginas, soñando con esa madre terrible, guardiana de un mundo donde sabemos que se esconden las peores amenazas.

Público

No hay comentarios: