Páginas vistas en total

domingo, 28 de febrero de 2016

NOVELA: PUREZA de Jonathan Franzen

Narrativa Salamandra
704 páginas
También disponible en ebook.

Franzen es uno de esos autores que generan debate al margen de sus obras, principalmente por como posicionarlo dentro del Olimpo literario americano.
Es verdad que sus tres últimas novelas destacan por su volumen.
Sin embargo, creo que esto no es suficiente para acusarle, como hacen muchos de sus detractores, de estar intentando continuamente escribir "la gran novela norteamericana del siglo" ( lo que, por otro lado, tampoco debería de ser algo de lo que avergonzarse ).
Lo cierto es que, personalmente, Libertad, Las Correcciones y Pureza, me parecen tres obras excelentes, algo que es definitivo cuando hablamos en los tres casos de alrededor de setecientas páginas.
Precisamente, al margen ( o además ) de su capacidad para dibujar con absoluto realismo el paisaje exterior e interior de la sociedad americana, lo que personalmente más disfruto y valoro de este autor es su capacidad narrativa, aquella que sólo se encuentra en autores que no sólo tienen esa capacidad, sino que además disfrutan con ello.
También en Pureza.
Si recuerdo bien, es la primera vez que Franzen se acerca al género negro.
Aunque se inicia con un retrato de una chica desclasada en una sociedad tecnológica que parece haber abierto un extraño panorama donde oportunidades de nuevos modelos de vida, se mezclan con una desigualdad cada vez mayor, algunos referentes de larga novela naturalista, nos va acercando a un entramado donde asoma la locura y la sorpresa.
La novela se estructura en cinco piezas que, si bien parecen independientes, van encajando en un puzzle perfecto. En ellas trascendemos los Estados Unidos para viajar a la Alemania anterior a la caída del muro o a Bolivia. También desde el fracaso del socialismo a la absoluta pregnancia de internet.
Hombres y mujeres que buscan ¿ la pureza? , doctrinas que no sabemos si buscan ¿ la verdad? o se han convertido en movimientos sectarios. Individuos que desde su singularidad y su soledad intentan el bien.
Como he dicho antes, lo más valorable es su nivel narrativo, ese que poseen las grandes novelas clásicas. Así cada personaje, principal o secundario, tiene su propia historia, perfectamente desarrollada, compleja; también un perfil psicológico lleno de matices y siempre evolutivo. Con ello, se crea un relato de una gran riqueza por el cual se camina como por una larga historia que merece un buen final.
Pureza es de esas obras en las que uno , o yo al menos, se sumerge con gusto, dispuesto a dejarse llevar por la densidad de su prosa y la inteligencia de su historia ( o historias ).
Personalmente, viene a sumarse al alto nivel alcanzado por las novelas anteriores que conozco de su autor. No veo punto de crítica, hay mucho en estas páginas para quienes amamos el placer de la lectura.
Dejemos al margen elucubraciones sobre su autor. Que siempre serán sólo eso: elucubraciones.

Público

No hay comentarios: