Páginas vistas en total

viernes, 12 de febrero de 2016

CINE: SPOTLIGHT de Tom McCarthy

USA. 2015
Michael Keaton. Mark Buffalo. Rachel McAdams. Stanley Tucci.  Liev Schreiber. John Slattery

Soy católico practicante.
No lo buen católico que muchas veces me gustaría ser, pero creyente, y recurriendo a la fe en muchísimas ocasiones todos los días ( lamentablemente, siempre cuando lo necesito ).
Cuando leo noticias referentes a los casos de pederastia por parte de sacerdotes católicos, siento el dolor y la furia de cualquiera, sea cuales sean sus creencias. Además, sin duda vergüenza, y compasión por todos aquellos que luchan día a día desde la Iglesia, por hacer que sea este mundo un lugar mejor.
No soy por tanto beligerante.
No creo que, por muy perjudiciales que sean, se deban de esconder estas atrocidades.
Considero que está en manos de los medios de comunicación medir los mensajes y huir del sensacionalismo, pero también es cierto, que no debemos cometer el error de matar al mensajero.
Este año son dos las películas importantes que han tratado este tema.
Por un lado, El club, una obra en la que el protagonismo estaba en los sacerdotes que habían sido apartados de la liturgia, un retrato sobrecogedor de los monstruos en su retiro.Ya hablé en su momento de ella.
Spotlight tiene otra visión:
Es la del proceso de investigación que llevó al descubrimiento de infinidad de casos, iniciada por el Boston Globe.
En el núcleo, está la reflexión sobre como estos asuntos se habían ido escondiendo, no sólo por parte de los involucrados, sino por todos aquellos que no fueron capaces en su momento de entender el drama, los dramas, que escondían estos hechos.
También es un homenaje a las personas que lucharon, que luchan siempre por sacar adelante la verdad, por todos aquellos que entienden lo pastoso del silencio.
Es importante señalar que, si son seres humanos quienes cometieron estas torturas, también son seres humanos quienes han sido capaces de terminar con ellas.
Todos ellos, están interpretados con contención por un grupo de actores excelente; destacar a cualquiera de ellos sería injusto.
Pero lo que convierte esta película en una obra grande e importante es la forma en que sortea magistralmente todos sus peligros:
Por un lado, el más importante, el efectismo y el sensacionalismo; hay manifestaciones suficientes para entender el nivel de horror al que nos enfrentamos, pero se limitan, y en ningún caso hay ningún tipo de regodeo. Lo ocurrido es ya suficientemente feroz en si mismo para que sea necesario rodearlo de una colección de víctimas.
En segundo lugar, siendo una película sobre un caso de investigación periodístico, no se escuda en perfiles humanos , aunque sí dibuja a la perfección los personajes. Es por lo tanto honesta.
En tercer lugar, ni es aburrida ni compleja, está muy bien escrita y muy bien montada, siendo un perfecto ejemplo de agilidad y sobre todo, haciendo perfectamente comprensible el desarrollo de la trama.
Spotlight trabaja con material muy sensible, y es capaz de manejarlo con absoluta profesionalidad y delicadeza.
Esto es lo que hace que, a pesar de la aparente frialdad de su desarrollo, consiga crear verdaderos momentos de emoción.
Como católico, agradezco que este tema se haya tratado así.
Una película excelente en fondo y forma.

Público

No hay comentarios: