Páginas vistas en total

domingo, 6 de diciembre de 2015

CINE: SLOW WEST de John McLean

UK 2015
Michael Fassbender. Kodi Smit McPhee. Ben Mendelsohn. Brooke Williams. Rury McCann. Jeffrey Thomas. Caren Pistorius

De vez en cuando surgen pequeñas películas, óperas primas de desconocidos, que sorprenden y se convierten en regalos que no siempre la cartelera sabe aprovechar.
Ni siquiera cuando se haya conseguido la participación de una estrella como Fassbender ( también uno de los productores ) apoyando el proyecto.
Sundance se ha convertido en una especie de incubadora de este tipo de cine. Los directores que allí triunfan tienen una carrera asegurada, algunos conseguirán mantener su originalidad, otros preferirán venderse o convertirse en más convencionales. Eso el tiempo lo dirá.
Hace poco comentaba aquí Yo, él y Raquel, uno de los éxitos de este año del citado festival.
Ahora, una más. Tal vez estemos asistiendo a la normalización de este cine de búsqueda, como pasó en los ochenta con lo que se denominó el cine independiente americano.
Slow West sale de allí, con las mejores referencias.
También aquí consiguió que la crítica, al menos la mirase con interés. Y, si bien no ha tenido una larga carrera, si ha contado con pantallas, y esperemos que ahora su vida todavía se alargue en otras plataformas.
Lo merece.
Slow West pertenece al western . Sin embargo, no es un western al uso. ¿ Desmitificación modelo Sin perdón, añoranza? no, tampoco es un western crepuscular.
Como punto de partida fijémonos en un detalle: es una producción británica y dirigida por un escoces.
Dicho lo cual, sabemos que nos encontramos con algo diferente. Diríamos que desde la distancia de quien ha disfrutado del género y quiere interpretarlo a su manera.
Ese joven mirando a las estrellas, nos da ya una referencia, como la voz del narrador, nos recuerda a un cuento, una pequeña historia de un viaje por amor, de la pequeña epopeya inconsistente de un joven valiente ( o inconsciente ), internándose en paisajes que desconoce y cuya fiereza no llega a imaginar.
También su acompañante, ese forajido con corazón aunque muy cubierto, tiene cierto nivel de leyenda.
A partir de ahí, están todos los puntos comunes que siempre han abundado en el género: los indios escondidos, el cazarecompensas solitario, la banda de forajidos, la mujer que tiene que agarrar las pistolas.... lo que ocurre es que su desarrollo es diferente, estilizados en un guión breve, incluso con ramalazos de humor que hasta ahora desconocíamos entre pistoleros; tampoco el destino parece el habitual de estos hombres solitarios.
Posiblemente McLean nos cuenta el western que le gustaría vivir ¿ puede ser?.
Personalmente me sorprende la luminosidad de su fotografía y la belleza de sus paisajes. Pero no nos confundamos, el género es un género de sangre, de hombres, que no tiene mucho de romántico, y que exige, incluso para llegar a ese blanco final, dejar un rosario de cadáveres en el camino.
Podríamos hablar de un trasvase: ese personaje, ajeno al imaginario habitual, cruza los mares para impregnar un género tradicional con las aportaciones de su tierra, pero también él sufre la contaminación del original.
En fin, desde la aceptación de las convenciones a la búsqueda de otra mirada, Slow West es una muy agradable sorpresa. Muy disfrutable. Y sobre todo, descubre un director que, estoy seguro, tendrá mucho que decir.

Público

No hay comentarios: