Páginas vistas en total

domingo, 11 de octubre de 2015

CINE: EL CLAN de Pablo Trapero

Argentina 2015
Guillermo Francella. Peter Lanzani. Inés Popovich. Gastón Cocchiarale. Giselle Motta. Franco Masini. Antonia Bengoechea. Gabo Correa.

Hay un doble nivel en esta terrible película:
Por un lado, desde el punto de vista histórico, es una versión descarnada de la resacade la dictadura argentina, un tiempo cuando bajo la excusa de seguir adelante, se convirtió el silencio de todos en una nueva forma de impunidad, aquella que otorgaba a los antiuos verdugos el derecho a seguir ganándose la vida haciendo aquello que sabían hacer mejor que nadie.
Suena increible, pensar que en el día a día de la nacióon convivían con total conocimiento matarifes y políticos. Pero así era.
Desde una visión más universal, y posiblemente por ello más aterradora, esta historia real, se nos presenta como una radiografía del mal, en toda su amplitud.
Sólo el mal, sin duda, puede subyacer en ese hombre ( que interpretación tan grandiosa, que mirada tan terrible ) que tiene un absoluto desprecio por cualquier vida humanaque no pertenezca a su familia.
Pero, lo que El clan también nos muestra, es el mal de quien comparte tareas, aunque alguina vez tenga dudas, de quien calla y se aprovecha , e incluso colabora con la intendencia, personalmente incluiría también a quien huye pero deja que se siga produciendo el horror.
No me vale como excusa la necesidad, la familia, el rencor; cualquier atisbo de humanidad me resulta incomparable asu inmundicia y el dolor que producen.
Tal vez , una de las lecciones más sangrantes de esta narración es que, quien desde siempre convive con ese mal, empieza por acostumbrarse a él en la infancia, como quien se acostumbra a cualquier trabajo de su progenitor.
Para llevarlo al extremo, su director opta, de forma inteligente, por transmitirnos esta historiadesde el ámbito cotidiano de sus protagonistas , y es ahí donde se multiplica la nausea, al contemplar la serenidad que impera en el día a día de los asesinos. No son necesarios los efectos e incluso las canciones de la banda sonora parecen contradecir lo que se nos está contando; no hace falta ir más allá. Basta con escenas donde con total normalidad se prepara el alimento para los secuestrados, o los proyectos de traición planteados sin ningún asomo de remordimiento.
El clan es turbadora, venenosa, importante.
Una muy buena muestra de cine pero también un testimonio a no olvidar.
Trapero ya había sido capaz en Carancho o Leonera de mostrarnos su pulso a la hora de narrar el lado oscuro de la sociedad. No está lejos Scorseses. Esta que nos ocupa tiene más fondo de thriller, de cine negro, pero como el maestro italoamericano, no olvida mostrarnos lo que hay debajo. Retratar la miseria no es sencillo y sí un acto de valor.

Público 

No hay comentarios: