Páginas vistas en total

jueves, 25 de junio de 2015

CINE: MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA de George Miller

Australia/ USA . 2015
Tom Hardy. Charlize Theron. Nicholas Hoult. Riley Keough. Zoe Kravitz. Nathan Jones. Josh Helman. Rosie Huntington Whiteley

Creo que el primer Mad Max data de principios de los ochenta. Sorprendió por su violencia hasta el punto de merecer en nuestro país la clasificación S.
Además, generaba la curiosidad exótica que, por aquel entonces nos producían los productos que procedían de las antípodas ( vease también la aparición de Peter Weir ) en una cartelera donde empezaba a apuntar la producción patria y algo de cine europeo, pero la acción era un género copado por los americanos..
Tras convertirla en una trilogía que evolucionó en su vertiente apocalíptica, su director, George Miller, emprendió una carrera plural e impredecible en la que hubo desde melodramas a cintas de animación. Nada hacía pensar que regresaría algún día a su personaje original.
Ahora recupera el mito. Y lo hace a lo grande: en la Sección Oficial del Festival de Cine de Cannes.
Ha pasado mucho tiempo, y han cambiado muchas cosas:
Por un lado los medios técnicos, las posibilidades visuales, en consonancia con la exigencia del público ( ¿ como de antiguas se han quedado sus antecesoras? presiento un halo de ingenuidad )..
Y por otro lado la crítica. No lo recuerdo al cien por cien pero no creo que las dos últimas entregas de la serie llegasen a las salas de versión original. Aquellos que alabaron la colección, daban la sensación de buscar excusas: el retorno del personaje del cowboy trasladado a otro escenario, la subversión de los géneros .... y esta tónica habitual, llevaba en ocasiones ( no sólo en este caso ) a que los autores intentasen que cualquier obra que aspirase a ser tratada por un cinéfilo, tuviese al menos una pequeña pátina de trascendencia.
Como digo las cosas han cambiado.
Y sorprende muy positivamente que esta nueva entrega de Mad Max reciba el aplauso casi unánime como lo que es: una magnífica cinta de acción, brutal, continua, absolutamente sorprendente en cada uno de sus fotogramas, con un guión suficiente , teñido de una imaginación que recuerda a las grandes sagas de la ciencia ficción ( Dune no está lejos ), con personajes sólidos enfrentados a una aventura que se maneja con sentimientos tan epidérmicos que a menudo se confunden con sensaciones.
Mad Max es una especie de ópera de color, movimiento y sonido, cargada de escenarios sobrecogedores, grandiosos, esa tormenta de arena gigante, los pantanos, el desierto...
Como he dicho, el argumento es el necesario y sus principios son básicos ( la escasez y la tiranía ) pero no por eso deja de tener grandes hallazgos como el de las bolsas de sangre.
Un ejemplo de un cine fantástico que nos cose a la butaca.
Una muestra de como utilizar bien técnica y dinero.
Y una referencia de que los tiempos han cambiado. Mucho. Y en este caso para bien.
Yo me lo he pasado de película, nunca mejor dicho.
Ah¡ Y otra cosa que ha cambiado: en esos tiempos no había una actriz tan estupenda y brutalmente hermosa como Charlize Theron.

Público  

No hay comentarios: