Páginas vistas en total

jueves, 27 de noviembre de 2014

NOVELA: LA ULTIMA PALABRA de Hanif Kureishi

Anagrama
307 páginas
También disponible en ebook

Con Kureishi tengo como lector una relación muy gratificante.
Lo conocí en sus libros iniciales , los más salvajes, especialmente El Buda de los Suburbios y también El Album Negro, y en sus guiones para Stephen Frears ( Mi Hermosa Lavanderia, Sammy and Rossie .... ).
A partir de ahí leí infinidad de libros suyos , algunos recuerdo los títulos, otros no, pero siempre con la sensación de un viaje compartido hacia la madurez , y es que este autor refleja mejor que nadie el paso del tiempo, cuando desde una juventud muy joven ( algunos entendereis lo que quiero decir ) vamos haciéndonos mayores, y aunque existen siempre retazos de lo que fuimos, es necesario asumir que estamos entrando en un nuevo país, para lo bueno y para lo malo, para el descubrimiento de islas más reposadas y también para la nostalgia.
Tengo la sensación a veces de haber crecido juntos.
Su ironía está a la par de su capacidad chejoviana para captar la esencia de lo cotidiano con todas sus corrientes subterráneas.
La última palabra es algo diferente.
Por supuesto sigue manteniendo ese estilo lúcido y tranquilo, esa capacidad de observación para dibujar diálogos perfectos en su sinceridad, pero se aleja un poco de su mundo más común o lo enclava en otro paisaje, y también su estructura, sus capas , están en otra línea de elaboración.
Un joven escritor con un silencio que empieza a ser peligroso para su economía, es contratado para escribir la biografía de un autor de culto, polémico y complejo. Para ello, se traslada a la casa de campo donde este vive con su última pareja.
A partir de ahí, la obra se estructura en varios niveles:
Por un lado, la vida que vamos descubriendo de quien es considerado un genio.
Por otro, la biografía del propio biógrafo.
Y finalmente , una narración más novelesca que sirve de estructura al conjunto y consigue trasladarnos, a mi al menos , cierta sensación metaliteraria donde se funden personas y personajes.
El conjunto conserva las mejores virtudes del autor, siendo también una de sus obras más cercanas al ensayo, a un análisis posible sobre el arte y el artista , sobre el proceso de creación ( al tiempo que asistimos al propio proceso ), sobre la verdad y la mentira, la vida y la literatura.
Posiblemente Kureishi está hablando de algo que conoce muy bien , y aunque difiere de sus piezas anteriores , sus personajes , sobre todo el principal, sigue siendo reconocible en esos antiguos jóvenes rebeldes que siguen algo enganchados a lo que entienden que consiguieron en sus luchas libertarias.
Y algo muy importante , es que el autor sigue siendo capaz de , desde su presencia , trasladar a sus textos su humanidad, algo que le permite transmitir sus dudas , no ser nunca categórico en sus afirmaciones.
Me gusta mucho Kureishi, creo que es un autor literariamente muy bueno pero además capaz de la inteligencia de conocer sus limitaciones y de la humildad de contarlo.
Es ya casi un buen amigo.
La última palabra , una muy buena novela.

Público

No hay comentarios: