Páginas vistas en total

miércoles, 13 de agosto de 2014

OH CAPITAN, MI CAPITAN

Se muere alguien que nos ha hecho reir.
Y nos enteramos de que no reía, de que era un hombre triste, capaz de hacer felices a los demás, pero no a si mismo.
De que era un hombre solo que no entendía la vida, de que no lo tenía todo, como pensábamos.
Robin Williams era uno de esos histriones que esconde un gran actor. Que puede ser el único Peter Pan adulto posible, pero también el hombre perverso de Insonmia, el doctor de Despertares, el profesor de El indomable Will Hunting o el caballero perdido de El Rey Pescador.
Pero sobre todo, para todos, para siempre , es Keating.
El otro día revisé con mis hijas El club de los poetas muertos , y me había olvidado de la emoción que me había producido cuando, por primera vez , la vi en un cine en Los Angeles. Aun creíamos que podíamos volar y alguien debía de decirnos que las alas estaban en el humor y en la poesía.
El lo hizo.
Y siento que había algo más que una simple interpretación.
Te echaremos de menos.
Oh capitán, MI CAPITAN..

Público  

No hay comentarios: