Páginas vistas en total

miércoles, 16 de julio de 2014

NOVELA: ALABANZA de Alberto Olmos

Mondadori
384 páginas
También disponible en ebook.

Extraña novela.
Magnética, arriesgada, desigual, lúcida.
Diferente en cualquier caso.
Si me preguntasen cual es el tema de estas trescientas páginas , lo más obvio, parafraseando al propio autor, sería decir que habla de la muerte de la literatura, de lo que conocemos o entendemos que se debe de considerar como literatura en el aspecto cultural.
Sin embargo, eso , además de fácil, me parece incompleto.
Posiblemente me guste más pensar que habla precisamente de la resurección de la literatura, de su relación con la vida real, de lo que es verdad y lo que es cuento....
Y también de muchas cosas más.
Porque lo que más me sorprende de esta obra ( de la que mi valoración es positiva, aunque en tramos me irrita , en general me atrae ) es la cantidad de cosas que contiene o la cantidad de mimbres que utiliza en su construcción.
Nos encontramos en un futuro próximo, no lo suficientemente alejado como para hablar propiamente de ciencia ficción pero lejos de poder hablar de una crítica social. Una pareja , él escritor, se encierran un verano en un pueblo desconocido y casi deshabitado para que el hombre sea capaz de recuperar sus dotes de creador respetable.
Es por lo tanto un paisaje interior, una obra que se desarrolla sobre todo dentro de esos dos personajes y a la que los estímulos externos, presentes o recuerdos, afectan en la medida en que los perciben, los piensan y los valoran.
A partir de aquí, la novela navega sin demasiadas fisuras por géneros muy diversos, asomándose a todos pero posiblemente sin decantarse por ninguno:
Por supuesto la novela de amor y también la literatura erótica ( quizás lo que más me sobra, no por pecatería sino porque creo que , en la rudeza de sus vocablos, se aparta del aire de niebla que consigue todo el texto ), el género de terror psicológico, un poco de thriller y algo de tragedia rural, sin dejar de lado la narración irónica y precisa del mundo editorial ( me resulta divertido especialmente en cuanto que yo conocí a un ejemplar de editor similar al primero con el que se enfrenta nuestro protagonista , capaz de convertir a los escritores en comerciales de sus propias obras ).
Las piezas , van encajando, sin fisuras , hasta un final un tanto precipitado.
Y al llegar , somos conscientes de que la literatura puede seguir siendo una herramienta precisa para hablar de muchas cosas , para ser notario de la existencia y para entretener y hacernos reflexionar , y todo ello , con materias ya conocidas pero unidas con un cemento más denso de lo habitual, quizás para alejar el resultado de cualquier atisbo de naturalidad y dejar claro que , lo que realmente es, es una obra creada por la mano del hombre y, consecuentemente artificial.
Alabanza es muy interesante, ya lo he dicho, pero además , salvo en algunos tramos demasiado circulares, entretiene porque decide entretener , asumiendo que eso es algo que se le pide también a un texto escrito.
Olmos destaca por lo tanto como un escritor diferente , arriesgado, inteligente y comprometido con su oficio.
Y estoy convencido, con mucho sentido del humor.
A seguir.

Público

No hay comentarios: