Páginas vistas en total

jueves, 3 de julio de 2014

CINE: POST TENEBRAS LUX de Carlos Reygadas

Méjico 2012
Adolfo Jiménez. Nathalia Acevedo. Willebaldo Torres. Rut Reygadas. Eleazar Reygadas

De Reygadas sólo conozco su película anterior, Luz Silenciosa.
Recuerdo que se presentó en Cannes también , y que fueron muchos los críticos que salieron fascinados de su proyección . Nadie parecía dispuesto a echarle en cara su emulación de Ordet, algo que podría haber parecido herético.
A mi me pareció premiosa, artificiosa en el peor sentido, plomiza y pedante , con muy poco que ofrecer y, por supuesto, a siglos de distancia de la obra maestra de Dreyer: tan simple como que donde había mística él había colocado estética.
Post Tenebras Lux, en cambio, fue acogida con una especie de furia generalizada ( personalmente creo que la que despiertan ciertas películas cuando los sabios se dan cuenta de haber alabado en exceso e inmerecidamente su obra anterior ), y por eso posiblemente ha tenido una difícil por no decir inexistente distribución. Una vez más , Filmin viene al rescate.
Empezaré diciendo que , si la precedente era artificial, esta es el no va más del artificio, tanto en lo formal ( llegando a ese filtro que traslada la sensación de borrachera en las imágenes del exterior ) , como en lo narrativo ( por llamar de alguna manera a esta sucesión inconexa en principio de estampas, con visita del diablo incluido y un retablo de sexo explícito propio de Von Trier ). Sin embargo, como me ha pasado ya con algunas películas de Coixet , me molesta menos que en Luz Silenciosa: ::cuando el artificio se asume como una decisión y un modo de crear , me vale como punto de partida , lo que no puedo soportar es el artificio disfrazado de naturalidad.
Post Tenebras Lux ( como a mi entender pasaba en Mapa de los sonidos de Tokio o Ayer no termina nunca , de la catalana ) es un capricho donde el director estará más presente que nunca . Pues de acuerdo, es una opción.
A partir de ahí, tengo que decir que , si bien encuentro cosas estimables en la cinta , ese nivel de riesgo ( que conlleva pedir al público un nivel de compromiso similar ) debería de alcanzar cotas de grandeza que lo justificasen , no en piezas aisladas sino en el conjunto, y a mi entender no lo consigue.
Hablaba hace poco de las 10.000 Noches de Ramón Salazar ( aun en mi pensamiento ), donde se opta por una forma diferente de contar la historia, pero dado que es una historia lo que se quiere contar , hay narración , diferente , abierta , ambigua, pero existe . Reygadas sacrifica ese factor a una colección estética pero demasiado caprichosa.
Además , la demora que le exige a alguna de las escenas , se come demasiado tiempo y finalmente , el volumen que consigue abarcar el conjunto, la superficie que cubre , se queda en menor , poco universal , algo que no casa con lo que , entiendo quiere contar.
Porque , según mi visión ( que por otro lado no tiene porque ser correcta ) , el director mejicano, introduciendo al diablo ( hay que tener huevos, la verdad ) en su segunda escena , pretende hablarnos del mal dentro de un entorno rural en su país , enmarcado o nucleado alrededor de lo que podría parecer una familia modelo. Precisamente , una de las cosas que más valoro de su propuesta es su capacidad para trasladar esa violencia larvada, esa agresividad latente ; en ese sentido es modélica la primera escena donde la inocencia de la niña se ve rodeada por la agresividad de naturaleza y animales, trasladando una terrible sensación de peligro, o la discusión del matrimonio después de la cena , brutal en su contención. A ello ayuda una forma única de observar la naturaleza , algo en lo que Reygadas parece ser único y paciente ( aun recordamos el amanecer de Luz Silenciosa ), con una fuerza aterradora ( esas olas en la playa que parecen querer golpear la cámara ), y también algún inciso extraño como el de esos niños del equipo de rugby, injerto difícil de explicar desde otro punto de vista.
Es ahí donde la fuerza de su director , y su capacidad de observación , alcanza la grandeza deseada , pero es una grandeza que no encaja hasta conseguir , como he dicho antes , un conjunto lo suficientemente sólido.
Por supuesto, no podemos negarle su capacidad de tener una mirada diferente y su valentía. De ahí al premio al Mejor Director en Cannes hay mucho. 
Personalmente , Reygadas me interesa , pero corre el peligro de llegar a cansarme ( aunque francamente , no creo que le importe mucho ).

Público    

No hay comentarios: