Páginas vistas en total

viernes, 17 de enero de 2014

CINE: GENTE EN SITIOS de Juan Cavestany

España 2013
Eduard Fernández. Clara Sanchis. Maribel Verdú. Tristán Ulloa. Tomás Pozzi. Jordi Bosch. Alberto San Juan. Eulalia Ramón. Coque Malla. Gustavo Salmerón. Roberto Alamo. Roberto Enriquez. Santiago Segura. Javier Alvarez. Juan Vilagrán. Raúl Arévalo. Irene Escolar. Martiño Rivas. Ernesto Alterio. Silvia Marsó. Juan Antonio Quintana. Nuria Gallardo. Adriana Ugarte. Pilar López. Javivi. Israel Elejalde. Carlos Areces. Enric Benavent. Antonio de la Torre y un largo etcétera.

La crítica ha recibido con palmas esta película, resaltando sus cualidades como sorprendente, hipnótica, fresca... En Fimaffinity los comentarios de los usuarios van desde aquellos que la consideran un tomadura de pelo a los que la tildan de obra maestra.
Si eres de aquellos para los que las historias tienen que contar con principio y final y, sobre todo, a los que pone nervioso no poder comprender absolutamente todo sin tener ninguna duda de que has llegado al lugar a donde quería llevarte el director, aléjate lo máximo posible de cualquier cine donde la proyecten ( y tampoco leas mucha poesía ).
Sin embargo, si te gusta probar nuevas experiencias, experimentar otras formas de narración, divertirte con lo nuevo, y eres capaz de sentir en lugar de comprender, si una historia no tiene porqué ser algo lineal, entonces Gente en sitios, sin lugar a duda, es tu película, y te costará encontrar otra igual.
Personalmente me encuentro en el segundo grupo. Lo que me pide el cuerpo es empezar ahora a enumerar alabanzas hasta quedarme sin vocabulario. Sin embargo, voy a intentar poner un poco de orden en mi entusiasmo.
La película de Cavestany bebe, como aprendemos en los título de crédito finales, de muchas fuentes distintas que llegan a incluir un texto de Frank Kafka.
Con esos materiales y un buen puñado de excelentes actores, como si fuese una colcha de patchwork, el director/ creador compone un caleidoscopio absolutamente libre, sin exigirse continuidad, coherencia o realismo. Así conviven escenas de un surrealismo extremo con bocetos de otras historias, muchas, que podrían encuadrarse en casi todos los géneros, terror, comedia juvenil, cine social, género negro...y pos supuesto mucho absurdo ( no están lejos Ionesco y Becket ); ente unos y otros, se filtran muchos retazos de inquietud.
Lo importante, en esta cinta que, entre otras muchísimas cosas podría ser un ensayo sobre el arte de narrar, es que consigue actuar no sobre el cerebro, sino sobre sentidos más permeables, pero generando las mismas sensaciones: miedo, intriga, tensión, sonrisa.... y bañándolo todo, al menos en mi caso, una especie de líquido desconcierto que funciona como si me hubiesen hecho beber un litro de sorpresa y poesía. Supongo que es el resultado, entre otras cosas, de conseguir un dificilísimo equilibrio, mucho riesgo y capacidad de ser honesto hasta el final con su propio proyecto.
Creo que ya puedo saltar a las alabanzas:
Gente en sitios es la película más original que ha dado el cine español en los últimos años ( ¿solo es español? ), es fresca, es tremendamente inteligente y extrañamente hermosa, es poesía visual, y en ochenta y ocho minutos ofrece más sugerencias y ventanas que horas y horas de muchas otras películas. Es delicada y ligera, como un ballet. Es insólita. Atrevida por supuesto. Llena de lecturas que pueden perfectamente caminar por la superficie como quien descubre un mundo nuevo, o bucearla sumergiéndose en el absurdo del ser humano contemporaneo y sus aanclajes en un mundo en crisis, no sólo económica.
Una joya que he disfrutado en cada minuto.
Una última nota: la Academia Española de Cine habría demostrado ser capaz de estar preparada para cualquier cosa y de defender a aquellos que en lugar de llorar exploran nuevas formas de contar, nominando a Gente en sitios como una de las mejores películas del año ( y ya concedérselo, habría sido para afiliarse ); podrían haber valido algunos otros reconocimientos, vale; pero la ignorancia a la que la han sometido, sólo puede servir para garantizarnos que el mejor cine español no estará este año en la ceremonia. Una verdadera pena.

Público  

No hay comentarios: