lunes, 13 de mayo de 2013

NOVELA: PANTEON de Carlos Sisí

Editorial Minotauro
También disponible en ebook
Premio Minotauro 2013

Me gusta el género de la ciencia ficción , incluso más en literatura que en cine.
Me gusta tener tiempo para meditar y entender sobre las propuestas que nos presentan otros mundos, otros entornos, otras reglas.
Minotauro es sin duda una de las editoriales más comprometidas con el género y el Premio Minotauro uno de los más prestigiosos en este ámbito.
Si a ello sumamos la atractiva ilustración de la portada de Panteón , queda clara la expectativa con la que entré en su lectura , dispuesto y deseando rememorar espacios de sorpresa, cada vez más escasos a medida que vamos cumpliendo años.
Sin embargo, y lo digo desde el principio, el resultado final no ha estado a la altura , y lo termino con cierta decepción.
Me gusta el inicio. El punto de partida , con esos dos chatarreros espaciales , me parece muy bueno, fresco, original y bien planteado.
También la primera aparición de los Sarlab y en especial el personaje de su líder, así como la descripción de tiempos pasados y La Colonia ; nos situan en un lugar diferente , con códigos propios y capaz de aportarnos cuando menos una muy interesante aventura.
Sin embargo, pronto llega el ruido.
Para explicar mi percepción del conjunto, hago un inciso , para hablar de la diferencia entre ruido y sonido.
El sonido puede ser música o referencia . Puede ser hermoso, melódico o no, pero en cualquier caso, permite su recepción de una forma clara . El ruido aturde, no parece tener más objetivo que confundir y, en ocasiones puede entenderse como una consecuencia negativa de un suceso o una mezcla inadecuada de sonidos.
Mi sensación final es que Panteón comienza como sonido, pero no tarda en llenarse de ruido.
Hay demasiadas referencias, no suficientemente ( al menos para mi corta entendedera ) explicadas para que no nos perdamos en el laberíntico lugar geográfico en que se ubica la trama. No encuentro la brújula entre cúpulas y corredores, no termino de saber cuando estoy en un espacio o en otro.
Por lo que se refiere a las líneas de narración , hay muchas , algunas meramente enunciadas ( ¿ quien es el agente de La Colonia que parece involucrado? ¿ que ocurre con la pretendida traición Sarlab ? ), otras desarrolladas pero llenas de requiebros más o menos gratuitos , demasiadas veces fortuitas y sorprendiendo a sus personajes, ya no digamos al lector; es difícil seguirlas porque el cruce no está estructurado con la maestría suficiente para poder manejar tantas pelotas en el aire. Lo peor es que no es ya que no se sigan , es que en ocasiones me dejan de interesar ( y aviso del "me": repito lo que he dicho muchas veces , y es que mis comentarios aquí no pasan de ser subjetiva opinión personal, nada más ).
Antes citaba a los personajes , pues bien , también ellos parecen quedar sepultados bajo la gran cantidad de escombros que una y otra vez se desprenden en esta novela , y así parece que los derrumbes no sólo les afecten físicamente.
Por supuesto, hay buenas ideas , fruto de una fértil imaginación , que continuan apareciendo a medida que se avanza , como el propio vampiro sideral, pero en mi caso no son suficientes . Cuando llegan ya he perdido bastante del interés inicial y simplemente quiero acabar.
Creo que Panteón podría ser una buena novela, la que promete al inicio, pero se parece más a un videojuego. Acción, acción, acción.
Las grandes obras del género, dedican a la reflexión gran parte de sus páginas. No a la profusión de sistemas , armas , maniobras... sino a algo más conceptual que se encuentra en el interior e invita a que formemos parte de ese nuevo mundo.
Por mi parte , aquí no consigo identificación , más allá que en el vocabulario cercano, algo anacrónico de esa pareja que podrían haber sido los Laurel y Hardy del espacio pero no tardan en convertirse en dos figuras perfectamente intercambiables.
Repito: todo esto es solamente mi opinión. Pero en mi opinión, Dick está muy lejos.
De verdad , lo siento.

Público