Páginas vistas en total

sábado, 10 de junio de 2017

SERIE TV: ARTHUR & GEORGE de Stuart Orme

UK. 2015
Basada en la novela del mismo título de Julian Barnes.
Director.- Stuart Orme
Intérpretes.-
Martin Clunes. Arsher Ali. Charles Edwards. Art Malik. Hattie Morahan. Emma Fielding. Alan McKenna. Conleth Hill. Pearl Chanda. Hilary McLean. Matthew Marsh. Timothy  Watson
Duración.-
3 episodios
45 minutos c.u.

Recuerdo con satisfacción la lectura de Arthur and George, de Julian Barnes. Su autor pertenece al grupo de escritores británicos que, tuteados por Anagrama, publican con regularidad e inmediatez sus obras en nuestro país. Dentro de ese grupo ( en el que, como ya he comentado alguna vez, no siempre me resulta fácil en la memoria no confundir tutorías ), creo que Barnes es el que más veces vuelve la cabeza al pasado para hablar de los cimientos del Imperio y su reflejo en la actualidad.
Tengo un recuerdo bastante global de esta, pero, ya lo he dicho, satisfactorio. Creo que era una pieza amplia en sus ambiciones, conseguida. Creo recordar también que tocaba la infancia de ambos personajes y, esto es a lo mejor un error de la memoria, que la moda espiritista de la época tenía cierto protagonismo. También la tengo como una descripción muy precisa de la sociedad y sus lacras, muchas de ellas aun hoy día presentes en la isla.
Sin embargo, encuentro muy poco de ello en esta serie.
Es cierto que ya desde el principio me produjo mucha extrañeza su corta duración, cuando la novela espera las quinientas páginas.
Y es que guionista y director se centran en la peripecia dramática detectivesca, aquella que une a Arthur Conan Doyle a las actividades de su personaje, Sherlock Holmes, con un Doctor Watson de sustitución y inexplicables sucesos en la campiña inglesa que podían muy bien recordarnos a los que protagonizo el perro de los Barkersville.
Bien, no hay razón para que esta apropiación literaria reducida nos escandalice. Salvando las distancias no podemos olvidar que la alabada película Al este del Edén, ocupaba no más de un cuarto de la novela de Steinbeck.
El objetivo en este caso está claro. Desde el punto de homenaje que incluía la novela de Barnes, el director decide continuar por ese camino, y lo hace creando una aventura que , al margen de que esté basada en un caso real, podrían haber protagonizado perfectamente autor o personaje. La producción es excelente, la narrativa ágil y asoman apuntes sobre el racismo o la rigidez de la sociedad victoriana.
El resultado es tan eficaz y agradable como cualquiera de esas series de Agatha Christie que existen multiplicadas ya sea alrededor de Poirot o de Miss Marple.
Disfrutaba y de calidad. Quizás el problema sea esperar una versión de la excelente novela. Olvidando el origen es un muy buen producto, uno más dentro de un género ya habitual en la producción audiovisual británica. Modelo clásico.

Público

No hay comentarios: