Páginas vistas en total

viernes, 30 de junio de 2017

CINE: COLOSSAL de Nacho Vigalondo

USA. 2016
Anne Hathaway. Dan Stevens. Jason Sudeikis. Austin Stockwell. Tim Blake Nelson. Agam Darshi. Hannah Cheramy. Christine Lee

Nacho Vigilando me parece una de las voces más singulares de nuestro cine.
Me sorprendió inesperadamente ese jeroglífico, complejo juego de espejos que era Los Cronocrímenes, Me divertí mucho con Extraterrestre. Colossal está a la altura de sus antecesoras.
Vigalondo es algo así como un chef capaz de mezclar sabores que pocas veces se habían visto juntos.
Podría calificarse su cine dentro del género de ciencia ficción y sin embargo, partimos siempre de un entorno diferente, bien sea la comedia castiza, bien el cine indie americano. Pero no sólo el paisaje sino también la textura.
Lo fantástico se cuela de una forma totalmente natural, sin pedir credibilidad ni dar explicaciones, pero no por ello modifica la base. Los personajes siguen siendo de nuestro entorno cotidiano y manteniendo sus inquietudes y comportamientos. El contraste resulta a menudo extravagante pero, sobre todo, singular.
También se permite la mezcla de géneros; así Extraterrestre era una comedia de situación modelo castizo ( en otros tiempos podía haberla protagonizado Oscar Ladoire )y en este caso Colossal pasa por el thriller psicológico y el melodrama de reencuentro con el pasado.
Estéticamente podría siempre hablarse de serie B, pero mucho más por el perfil de sus personajes y el limitado uso de efectos especiales que por su vocación. Ya en Los Cronocrímenes demostró como hacer ciencia ficción de la buena con muy pocos recursos, aquí , supongo que más holgado de presupuesto ( es su primera producción americana y estoy seguro de que no será la última ) vuelve a conseguirlo.
La protagonista es una joven algo desbocada y con problemas con el alcohol.
Buscando cierta escapatoria  y sobrevivir sin recursos económicos regresa a su pueblo, donde un amigo de su infancia se convierte en su principal sostén.
Coincidiendo con este cambio en su vida, un monstruo gigantesco ataca Seul. No tardaremos en saber la relación entre esos dos personajes que en principio parecen en las antípodas. Un extraño efecto mariposa.
Pero, como siempre, no esperemos muchas explicaciones. Vigalondo es sobre todo un excelente narrador y lo que importa en sus historias es el "que" no el "porqué". Lo que ocurre a partir de ahí no puede dejar de sorprendernos, pero no tanto por la carga fantástica sino por los giros que va dando el estupendo guión.
Por supuesto, a que la cinta funcione contribuye mucho Hathaway, una actriz con una expresividad abierta y transparente.
Se puede achacar a Colossal, que confíe demasiado en la complicidad del espectador, dispuesto a emprender el viaje tal y como se lo proponen. También alguna punta de incoherencia. Sería rizar el rizo.
Es un entretenimiento de altura, una película muy bien escrita , muy bien contada y muy bien hecha.
Creo que existe un cine para disfrutar y que, muchas veces, debemos de aprender a disfrutar sin complejos y eso sin duda es lo que se nos pide aquí.
Fuera pedantería.
Colossal merece muchísimo la pena.
Y además, no se parece a nada.

Público

No hay comentarios: