Páginas vistas en total

martes, 2 de mayo de 2017

NOVELA: UNA TEMPORADA EN EL PURGATORIO de Dominick Dunne

Libros del Asteroide
348 páginas

Hace años, cuando vivía en Los Ángeles, compré en un viaje uno de esos libros de aeropuerto: sinónimo de quedarse sin lectura antes de emprender un largo vuelo, pánico escénico a tener que conformarme con el Ronda Iberia, comprar en la librería del aeropuerto cualquier cosa que me parezca legible para salir del apuro....
En dos ocasiones, que recuerde, el resultado fue un premio. Una de ellas, El corazón del tártaro por la que valoré como se merece a Rosa Montero.
Otra, People like us de Dominick Dunne. Con portada colorista en edición de bolsillo.
Creo recordar que en la que se supone es la novela más reconocida de este autor, Las dos señoras Grenville, uno de los personajes es Truman Capote o tiene alguna presencia.
No sé nada de Dominick Dunne ( al margen de las notas de la solapa del libro y de que escribe muy bien ). Sí, que es periodista. Pero emparentarlo con el autor de A sangre fría ( de quien sí sabemos mucho ) sería un exceso. Además de que todavía nadie, en mi opinión  ha emulado esa crónica criminal.
Pero lo cierto es que parece ser que inauguró un género donde cronista y escritor podían convivir, incluso en aquellos temas hasta entonces más propios de las páginas de sociedad.
Ese es el escenario de las novelas de Dunne que he leído y por supuesto de esta: la alta sociedad americana, su estructura de clases y su contraste con el resto del universo. Su flexible moral y su distancia de la realidad.
En este caso, el protagonista es un muchacho de menos posibilidades ( narrador de dos de las tres partes del libro ) y su antagonista, un joven de una familia de nuevos ricos católicos, una especie de adonis sin mácula visible, casi un futuro Kennedy .
La amistad desigual entre ellos, la admiración más absoluta, hasta la abducción, la entrega. Todo ello crea una relación enfermiza que encaja con las relaciones generales de una familia casi mitológica, con los pecados y lacras que ya abundaban en el Olimpo.
Son esos pecados los que hacen derivar la narración hacia el género negro. Pero sin que ello le haga perder su carácter de crónica. En este nivel, somos testigos del rechazo de la aristocracia tradicional hacia la nueva aristocracia del dinero, marcada también con conflictos religiosos; en el oscuro, nos empapamos de la relación malsana entre ambos jóvenes y nos llega a fascinar esa criatura de monstruo hermoso e inconsciente. Hay mucho retazo de historia en quienes asumen su posición y a quienes termina destrozando la hipocresía, en quienes viven con una especie de contagio fascinado y entre quienes sólo alcanza el miedo.
Una temporada en el purgatorio está muy bien escrita. No es fácil encajar la epopeya íntima de cada personaje con el paisaje coral lleno de detalles definitorios; tampoco es fácil retratar este colectivo sin caer en la excesiva ironía o el brochazo. Ambos peligros se superan con creces, posiblemente aquí esté patente la capacidad periodística de su autor.
Pero además,, como ocurría en sus otras novelas que he leído, es entretenidísima. Difícil de abandonar.
No se si Dunne está considerado como un autor importante o como un derivado cercano al best seller. Sería un error. Es un muy buen escritor. Lo frívolo es el fondo real de sus obras, pero estas, en si mismas, no tiene nada de frivolidad.
Quiero señalar la labor de algunas editoriales que, en los últimos años, están contribuyendo a una visión más plural de la literatura y a ampliar el catálogo de autores conocidos, con muchos que, de otra manera, sería difícil conocer.
Valorar por tanto la labor de Libros del Asteroide, con Druon, Banfly y muchos más entre sus libros, hermosos ejemplares por dentro y por fuera. Gracias.

Público

No hay comentarios: