Páginas vistas en total

miércoles, 15 de febrero de 2017

NOVELA: EL GIGANTE ENTERRADO de Kazuo Ishiguro

Anagrama
380 páginas
También disponible en ebook.

Ishiguro es un escritor de los que nunca dejo de lado.
Su prosa es delicada e inteligente , su narrativa precisa y atenta a los detalles, de origen nipón, no puedo evitar pensar en Henry James por ejemplo cuando estoy inmerso en el extraño tempo lento que siempre consigue dar a sus historias.
Pero sobre todo, es un escritor capaz de sorprender desde la base de sus propuestas.
El recorrido por su obra empieza con dos novelas ubicadas en su país de origen, Japón ( Palida luz de las colinas y Un artista en el mundo flotante ) que remitían a la cotidianeidad de un Ozu, capaz de palpar el aire y el alma de sus personajes, de materializar el tranquilo paso de los días. Un Chejov oriental.
Su siguiente obra, su mayor éxito tanto literario como en su versión cinematográfica , Los restos del día, utilizaba la misma textura pero se atrevía con un tema absolutamente británico. La narración del día a día en una gran mansión campestre y con una visión tan certera que sólo la ternura hacia sus personajes la alejaba del drama , de la estructura de clases, no dejaba entrever por ninguna de sus costuras que no estaba escrita por un inglés.
El salto posterior fue sin red , a creaciones que se movían en el surrealismo, Los inconsolables y Cuando fuimos huérfanos, y los resultados excelentes.
Para continuar asomándose nada menos que a la ciencia ficción con Nunca me abandones , posiblemente una de las novelas más bellas y más tristes que se han escrito en los últimos tiempos.
Ahora de nuevo un giro, y es que Ishiguro nos sorprende adentrándose en la fantasía medieval en territorios británicos, casi el olor de El Señor de los Anillos, pero como si El Señor de los Anillos lo hubiese escrito una Jane Austen anciana y nostálgica.
Para empezar , la historia bascula alrededor del viaje de dos ancianos y la búsqueda está en la recuperación de los recuerdos, de un pasado que posiblemente no fue tan heroico como se quiere contar.
Hay caballeros ,que formaron parte de la corte de Arturo , y se encuentran ahora al final de sus vidas, sin más compañía que un famélico caballo.
Hay un monasterio que ha perdido su pureza.
Hay un dragón que termina incitando a la compasión.
También hay mucha fantasía , pero todo ello arroja un sentimiento, una textura , de conclusión.
Porque El gigante enterrado es la primera muestra de una novela del género, crepuscular. Y en ello hay mucho fondo, el de un mundo que se arroja a su final, en que se han perdido los héroes, en que es necesario el perdón.
No sé si Ishiguro afronta esta novela con un matiz de visión del mundo en el que nos movemos hoy día, de la encrucijada que nos lleva a pensar que las cosas han comenzado a ser diferentes y que la mirada hacia atrás tendría siempre un importante contenido de arrepentimiento.
Puede hacerse esa lectura.
También la lectura de una hermosa y muy entretenida novela de aventuras y fantasía , triste cuando y como pocas de este género lo son, y con la suavidad y la inteligencia de su autor.
Ishiguro tiene una condición personal en su escritura de artesano meticuloso y en búsqueda de la belleza de la palabra y de que esta le sirva como pincel para dibujar estampas cotidianas incluso en los entornos más alejados de este modelo narrativo, así era en Nunca me abandones y así es aquí de nuevo, donde la historia de amor entre los dos protagonistas es tan importante y se cuenta con tanto mimo como cualquier lucha de espadas.
Es de nuevo un regalo.
Sin duda el de alguien que goza escribiendo y contando y que así hará gozar a quien disfrute leyendo y entregándose a sus historias.

Público      

No hay comentarios: