Páginas vistas en total

sábado, 18 de febrero de 2017

BIOGRAFIA/ LITERATURA: MI PATRIA ERA UNA SEMILLA DE MANZANA de Herta Muller/ Angelika Klammer

Siruela
268 páginas
También disponible en ebook.

Pocos Premios Nobel de Literatura me han parecido tan justos y de agradecer como el de Herta Muller.
De agradecer porque lanzó en nuestro país a una autora hasta entonces desconocida.
Justo porque existen pocas prosas tan ricas, tan sorprendentes, tan hermosas y tan evocadoras, como las de sus obras. También pocos compromisos tan potentes contra la dictadura y la injusticia, forma tan inteligente de rebelión. A la belleza de sus novelas se une la inteligencia de sus ensayos.
El libro que ahora nos ocupa es un regalo para aquellos que admiramos a su autora.
Lo he calificado como biografía y literatura porque es una obra difícil de definir.
Se estructura en varios bloques. En todos ellos, lo narrado se articula en forma de larga entrevista entre Muller y Angelika Krammer.
En ellas hablan de muchas cosas y se nos ofrece una visión amplia y sincera de la escritora, de su infancia en un entorno brutal y salvaje, tanto desde el punto de vista geográfico como moral, de su dura experiencia bajo la dictadura de Caucescu, de su huida y de su obra, de su proceso de búsqueda y de descubrimiento.
Comprender no es el objetivo.
El objetivo es para mi acercarme más a una mujer que considero uno de esos elementos únicos que muy de vez en cuando habitan el mundo.
Sólo desde la singularidad puede entenderse ese largo viaje, increíble, de la niña que conseguía en el infierno, tener una mirada llena de magia, una mirada que alcanzaba una dimensión desconocida para todos los demás, y que conseguía convertir ese trozo del planeta en un territorio mitológico e inabarcable.
Ese viaje que cruza un país inmerso en la prisión de un socialismo naciente y falso. De una guerra soterrada con las armas del terror. Difícil creer que no nos encontramos ante una novela de ciencia ficción, cuando escuchamos esas historias que incluso a Orwell le habría costado imaginar en sus peores pesadillas.
Que llega a un mundo de palabras, allí donde estas son herramientas físicas capaces de modificar la historia.
He disfrutado este libro como todo lo que he leído de Herta Muller. Me fascina y me empapa. Me hace pensar pero también me invita a simplemente disfrutar de la belleza.
Lo dicho, un libro singular.
Un regalo sincero y valiente.

Público 

No hay comentarios: