Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2017

NOVELA: LOS ANGELES DE HIELO de Toni Hill

Grijalbo
464 páginas
También disponible en ebook.

El folletín es uno de los géneros más clásicos de la literatura.
En especial el folletín de misterio, con raices en el británico Wilkie Collins con el que la novela que ahora comento tiene muchas similitudes, también con clásicos como Jane Eyre, tan referenciada en esta narración.
Son historias donde el género negro se funde con un terror de origen gótico y donde no se admiten en el lector sentimientos suaves.
Ruiz Zafón demostró con el éxito de La sombra del viento el éxito de un género que parecía olvidado por antiguo. No en vano, nace en tiempos donde el principal objetivo de cierto tipo de literatura era atrapar a quien se acercaba a ella.
Desconocía a Toni Hill aunque leo que tiene ya detrás una reconocida carrera literaria a la que pronto me acercaré. Y es que Los ángeles de hielo me ha resultado una lectura apasionante.
Nos situamos en el periodo de entreguerras, en una Barcelona que compone una urbe europea, perfecta como escenario en su choque social entre los industriales adinerados y las clases obreras.
Todo comienza con un crimen mal resuelto y la duda de un sacerdote. A partir de ahí, y con la habitual presencia del narrador omnisciente, Hill compone una novela en varias partes claramente diferenciadas, con los elementos más clásicos del género: un oscuro internado para señoritas, el estudio de la complejidad de la mente humana , maldiciones y secretos, un diario confuso... Por haber hay hasta una recurrente aparición fantasmagórica.
Todo ello, inmerso en un contexto histórico que no funciona sólo como mero entorno sino que implica a sus personajes.
Hill asume las reglas del género sin ningún complejo y desde ahí consigue integrar todas las piezas para conseguir un todo que nos sostiene en vilo hasta la última página. No hay trampas más allá de la necesidad habitual en este tipo de obras , de contar con la credibilidad necesaria por parte del lector.
El resultado, lo repito, engancha, pero además tiene la textura y el color de sus referentes.
Una de esas experiencias de las que ya he hablado otras veces en que la lectura se convierte en una gozosa actividad de sorpresa, entretenimiento y evasión.

Público

No hay comentarios: