Páginas vistas en total

domingo, 8 de enero de 2017

CINE: COMANCHERIA de David MacKenzie


USA. 2016
Chris Pine. Jeff Bridges. Ben Foster. Gil Birmingham. Marin Ireland

Desde Sin Perdón de Clint Eastwood, parece que para el western llegó una nueva vida en forma de variación sobre el género clásico: nació el western crepuscular.
Así, los nostálgicos podíamos volver a disfrutar de esos paisajes y esos héroes, eso sí, teñidos ahora  por una pátina de nostalgia que dejaba la leyenda un poco mermada.
Valor de ley o la magnífica e infravalorada Deuda de honor, llegaron para contarnos la cara hasta entonces oculta, la crueldad con la que aquellos entornos trataban a nuestros idealizados protagonistas.
Como cualquier término que generaliza, termina siendo demasiado amplio en su contenido y eso ha pasado con este.
Comancheria se califica en algunos comentarios como otro western crepuscular más y personalmente creo que es otra cosa: es cierto que los héroes se han convertido en seres humanos, pero lo que se nos ofrece es más complejo moralmente, creo que Comanchería podría calificarse como western realista o como western social.
Por decirlo de algún modo, da un paso adelante, un paso triste: donde las anteriores hablaban de la extinción de una forma de vida, esta parece hablar de la extinción de un mundo.
Es cierto que hay atracadores de bancos con los que no nos cuesta empalizar, un "shérif" ( ranger en este caso ) con amplia experiencia y capacidad de sacar de quicio a cualquiera, y también unos paisajes tan anchos como el horizonte, y puestas de sol que le dan a la pantalla la grandeza de un lienzo.
Pero también hay unos seres humanos , tanto los protagonistas como aquellos que van asomando en distintos puntos de la narración, atrapados por una situación económica de crisis que, no hace mucho, parecería totalmente anacrónica en estos lugares.
Queda ya poco de la leyenda.
Ni siquiera caballos.
Pero sí la nostalgia de una forma de vida a la que remitirse cuando la realidad nos obliga.
Supervivencia, alguna forma de honor, familia y amistad, solidaridad con quienes como nosotros sufren las injustas consecuencias.... todo esto está en Comanchería, como homenaje a los pioneros y a quienes de alguna manera quieren resucitar un pasado donde, sin duda , los valores eran otros y las cosas tenían mayor sentido. De todas maneras la cinta no obvia la complejidad moral, ya lo hemos dicho antes, de estas situaciones,  otra forma tal vez de decirnos que las cosas han cambiado: todo es mucho más complejo ahora, el honor era en otros tiempos algo mucho más lineal.
Por encima de todo esto, hay que destacar que además Comanchería cuenta con muchos valores cinematográficos:
Está muy bien escrita y en una apuesta compacta en lo que se refiere a la historia, consigue pintar alrededor retazos que nos muestran el cuadro completo de esa sociedad, de sus pueblos vacíos, de los habitantes incapaces de entender el nuevo mundo en que deben de moverse.
También está muy bien interpretada, no sólo por un veterano como Bridges sino también por alguien como Chris Pine capaz de saltar de la nave de Star Treck a un personaje tan complejo, o de un Ben Foster a quien desconocía y que es capaz de emocionar desde su irracionalidad.
La banda sonora nos regala unas canciones llenas de corazón y significado y la cámara nos acompaña entre luces y sombras, tanto morales como físicas.
Una última consideración: el título original de esta película es Infierno o agua alta, ¿a quien se e ha ocurrido el nuevo bautismo? ¿ es Comamchería siquiera una palabra?.
Bueno, sin comentarios. Llamadla como queráis pero no la dejéis pasar.
Es excelente.

Público

No hay comentarios: