Páginas vistas en total

martes, 20 de diciembre de 2016

TEATRO: LA EXTINTA POÉTICA de Eusebio Calonge

Director.- Paco de la Zaranda
Intérpretes.-
Carmen Barruntes. Laura Gómez- La Cueva. Ingrid Magrinya. Rafael Ponce

Lo aprendí viendo El Régimen del Pienso: el teatro de La Zaranda ( y aunque no aparezca como una obra de la compañía, están sus creadores, Calonge y Paco de la Zaranda ), tiene sus raíces en el esperpento más cruel.
Es un teatro artesano, que se crea, se desarrolla ante nuestros ojos, a escenario vacío y con muy pocos elementos.
Todo gira alrededor de los personajes, con alma de realidad y gestualidad de títeres. Ellos se convierten en verdaderos mediums entre los artífices de la obra y el público.
Con todo esto, sus espectáculos son verdaderas ceremonias donde la realidad se interpreta, se transforma y nos trasladan su esencia, sin miedo a la reacción que puedan generar, por la dureza de su temática y la valentía de afrontarla con un honor que se convierte en salvaje.
La Extinta Poética comienza sin lenitivos. Una familia terrible, compuesta por un matrimonio de seres desgraciados y egoístas, una hija a punto del matrimonio que es digna heredera de sus progenitores, y Ofelia, una disminuida física y psíquica. Terribles ellos y terribles sus escenas hasta que nos atrevemos a absorber el humor, única vía para hacerlo soportable.
En apenas una hora y veinte se nos ofrece un retrato concentrado de la miseria cotidiana, de aquellas vidas en estado de crisis moral y que pueden habitar, perfectamente, en nuestra propia calle.
Vidas que se sostienen en la química y el despecho, en el odio como rutina.
Desde el título, los autores parecen preguntarse ¿ hay en un entorno así, espacio para la poesía o se ha extinguido para siempre? pues en un lugar tan oscuro, y en una escena final memorable, nos regalan el espacio para la esperanza.
La Extinta Poética es una obra perfecta.
No sobra nada.Y además, consigue generar escenas tan increíbles estéticamente como la del vuelo. También una coreografía del absurdo estructurada como soporte de esta historia.
Los cuatro actores son absolutamente increíbles. Su flexibilidad, su capacidad de creación, su compromiso con sus personajes es único.
Ellos consiguen algo tan increíble como, en esta atmósfera de desolación, emocionarnos hasta la raíz.
Posiblemente sea una de las propuestas teatrales más maravillosas que podremos disfrutar esta temporada.
Hoy, entre el público, Jose Luis Gómez, Vicky Peña y Amparo Pamplona, compartieron su sorpresa y sus aplausos con el resto del público. Puestos en pie. Como todos.

Público

No hay comentarios: