Páginas vistas en total

viernes, 25 de noviembre de 2016

CINE: EL EXTRAÑO de Na Hong- Jin

Corea del Sur.- 2016
Hwang Jung- min. Kwak Do-Won. Chun Woo-hee. Jo Han- Cheol. Jun Kunimura. Jang So- yeon

Estoy totalmente fascinado por esta película.
Pocas veces empiezo con una afirmación tan contundente pero es que en este caso, estoy enganchado no sólo a la historia que nos cuentan sino a su eficacia narrativa.
Todo ocurre en un pequeño pueblo en Corea del Sur donde comienzan a producirse terribles asesinatos, terribles no sólo por su crueldad sino por quien parece ser, en cada caso, el causante.
Un cuerpo de policía bastante ineficaz, poco puede hacer para avanzar en la investigación, hasta que el hecho de que esta cruel epidemia llegue a afectar a la hija de un agente, les obliga a involucrarse de una manera absoluta.
Lo que en principio parece un thriller heredero de Seven, va avanzando hacia un film de terror, donde el Mal en toda su densidad se convierte en protagonista.
Poco a poco, esta historia oscura va envolviéndose en si misma , dejándonos dentro a nosotros y haciéndonos palpar el miedo, el desasosiego, la angustia incluso.
Cuando llegamos al final, lo que menos importa es cual es el significado de la resolución abierta, algo que cada uno tendremos que decidir. Lo que importa es sentir que hemos estado inmersos en una narración brutal, formando parte de la misma.
Porque sin duda El extraño está muy bien escrita pero, sobre todo, lo que está es muy bien realizada, más bien diría muy bien contada.
Utilizando un paisaje y un clima con los que consigue dotar a la historia de una grandeza casi mitológica, su director se aferra a eso, a contarnos el relato a través de sus personajes y de sus acciones. La caligrafía es física, densa, podría decirse sin miedo a quedar de pedante, que más que filmada esta película está esculpida.
Con ello, el terror alcanza toda su dimensión. Ni siquiera la aparición del Diablo, algo tan difícil de sostener en pantalla ( recordemos por ejemplo El corazón del ángel, una presencia sorprendentemente ridícula en una película por otro lado, con tono  ) se nos hace extraño.
Lo dicho: fascinante.
Y antes de terminar, una reflexión sobre la globalidad y la distribución:
Si esta película tuviese otra nacionalidad, podría alcanzar la visibilidad de cintas míticas del género como El exorcista. Sin embargo es coreana, y, sorprendentemente, en Madrid no ha llegado ni al circuito habitual de V.O. quedando relegada a una pequeña sala marginal ( algo que, por cierto, me acabo de enterar que pasa también, lamentablemente, con La muerte de Luis XIV de Albert Serra ); en provincias ya ni me planteo que llegue a estrenarse.
Parece que no estamos tan cerca de la calidad. El extraño ha cosechado unas críticas excelentes y, repito, podría acceder a un público mucho más amplio, con un esfuerzo de comunicación, y empujarles a eliminar, a partir de entonces , prejuicios por el país de origen de las cintas.
Una pena.
Aunque también, para no poner siempre la culpa en el mismo lado, podría pensarse en que existen prejuicios en algún tipo de cinéfilo culto hacia géneros tan populares como el del terror.
En cualquier caso, para buscar el lado positivo, pensemos que, estoy seguro, el pulso firme de Hong-Jin no tardará en ser reclamado por Hollywood.
Admito apuestas.

Público

No hay comentarios: