Páginas vistas en total

domingo, 17 de julio de 2016

NOVELA: CAMILLE de Pierre Lemaitre

Alfaguara
320 páginas
También disponible en ebook.

Lemaitre negro, llegó a España con posterioridad a su Premio Goncourt por la antibélica Nos vemos allí arriba, aunque al parecer, la tetralogía protagonizada por Camille Verhoeven es anterior.
En cualquier caso, su estilo expresionista, de brillantes colores, es perfectamente reconocible.
Y ¿ como aplica esa pintura de aguafuertes al género policiaco? a la perfección pero convirtiendo sus novelas en productos singulares.
El tamaño de su comisario, que lo convierte en una especie de Toulouse Lautrec ( con quien, por cierto, comparte también su buena mano para la pintura ), anuncia ya un paisaje de gran guiñol que agudiza los sentimientos, los arquetipos, los personajes, bebiendo de fuentes muy dispares y muy clásicas pero incidiendo en su brillo para hacerlas suyas.
Y cuando hablamos del mal, ese brillo se convierte en una crueldad profunda que impregna sus novelas, llegando a crear imágenes como en Irene, difícilmente soportables. La teatralización del crimen, el escenario como capítulo.
Lemaitre, ha creado esta tetralogía y, al parecer, no piensa volver a sus personajes Quizás por ella esta última lleva como título el nombre de su protagonista, más presente que en ninguna. De nuevo lo consigue: nos engancha y nos sorprende, porque uno de los principales valores del conjunto es que ninguna de las piezas se parece a la anterior.
Un atraco brutal. Una situación en la que el Comisario Verhoeven se encuentra involucrado desde el inicio por su relación con una de las víctimas.  A partir de ahí, frente a un delincuente que parece obsesionado con asesinar a la única testigo, comienzan las complicaciones. Complicaciones que en esta ocasión remiten a la antes citada primera entrega, Irene, cerrando así un círculo oscuro y cruel, no siempre tan ágil como en las propuestas anteriores pero , ya lo he dicho antes, capaz de atraparnos como cualquiera de ellas.
Quizás no me parezca Camille la mejor obra del cuarteto, pero eso es porque las dos primeras me parecen supremas y esta sólo buena.
Aquí algo se enreda un poco y pierde cierta independencia ( si bien siempre ha existido una continuidad , se podían leer sin orden , en este caso dudo que pueda disfrutarse del todo din conocer el trío anterior ).
En cualquier caso, ha terminado. Ahora a esperar. Porque de un autor como Lemaitre siempre se puede esperar. Mucho.

Público

No hay comentarios: