Páginas vistas en total

jueves, 7 de julio de 2016

CINE: MONEY MONSTER de Jodie Foster

USA 2016
George Clooney. Julia Roberts. Jack O'Connell. Caitriona Balfe. Dominic West. Giancarlo Esposito. Dennis Boutsikaris. Darri Ingolfsson. Christopher Denham. Anthony DeSando. Jennifer Dong. Ivan Martin. Cliff Moylan. Vernon Campbell. Joseph Oliveira

En 1976, Network de Sidney Lumet sorprendía mostrando la influencia de la televisión en nuestro entorno, como un medio de comunicación que había pasado a apropiarse de parte de nuestros comportamientos y a dirigir nuestra intimidad.
Que ingenuidad.
Desde entonces, cualquier medio audiovisual ( ya no es sólo la tv), se ha convertido en un basurero de la realidad, facturando el efectismo a precio de oro y convirtiendo incluso los más serios noticiarios en verdaderos docudramas en busca de audiencia.
Todo vale. La miseria y el dolor es lo que más cotiza.
Las emociones, para ser reales, para ayudarnos a descargar adrenalina, parecen necesitar de sangre verdadera y no de sucedáneos de tramoya.
Esta situación sirve de base al meticuloso guión de Money Monster para adentrarse en otro horror cotidiano: la crisis y la pérdida de valor del dinero honesto, frente a la especulación y una avaricia que ha tocado con su dedo incluso a aquellos que sólo aspiran a una vida tranquila.
Parece que esta especie de juego peligroso con el futuro, nos ha convertido a todos en especuladores, lo que nos hace mucho más sensibles a las fauces de los verdaderos tiburones.
Con estos dos elementos, Jodie Foster, aquí directora, se pone manos a la obra y consigue levantar un thriller claustrofóbico, y potente, y sobre todo, muy muy entretenido. Para ello, junto con un montaje brillante que otorga la necesaria agilidad a un producto que podría resultar estático, utiliza un ligero humor que acompaña y nunca rompe el tono, y una empatía no manquea que termina haciéndonos llegar a la emoción.
El secuestro en directo del presentador de un programa de recomendaciones bursátiles, de un payaso elevado al rango de oráculo, da para hora y media de tensión.
Los solventes Clooney y Roberts están perfectos en sus papeles como también el para mi desconocido O'Connell. La colección de secundarios que convierten la cinta en coral, aciertan cada uno en su papel.
Lo dicho, posiblemente cine comercial pero muy bien hecho y con un fondo de llamada a la reflexión que no debemos despreciar. Se le puede echar en cara ( y de hecho me parece que la mayoría de las críticas así lo hacen ) no afrontar el debate sobre los grados de responsabilidad , sobre lo dañino de esta nueva sociedad donde el dinero se ha desmaterializado y se ha convertido en algo absurdamente volátil. Personalmente creo que es una llamada de atención suficiente y que lo contrario sería más bien un ensayo.
Excelente entretenimiento inteligente.

Público

No hay comentarios: