Páginas vistas en total

sábado, 18 de junio de 2016

NOVELA: LA VISPERA DE CASI TODO de Victor del Arbol

Premio Nadal 2016
Editorial Destino
416 páginas
También disponible en ebook.

Esta novela oscura y absorbente son en realidad dos novelas. Posiblemente dos novelas y algún cuento. En estos casos, lo importante para que la obra no se convierta en fallida, es el equilibrio y la costura. La densidad en esta propuesta funde esa amalgama de una forma casi irrespirable, digamos ya que la mixtura funciona. Pero vayamos por partes:
Entramos a través de un prólogo breve, importante para el desarrollo posterior de una de las narraciones, pero sobre todo, referente de la suciedad que va a impregnar todas sus páginas.
Lo siguiente es entrar en lo que parece una muestra rural del género negro. Pero hay más. El autor reúne en Punta Caliente a un grupo de personajes, cada uno con una mochila a sus espaldas, y todos girando alrededor de un remolino que se sumerge en la muerte y la locura.
Uno de esos personajes, víctima de la dictadura argentina en sus peores momentos, extiende esta dramática peripecia a una venganza ancestral y llena de pasado, aquí la oscuridad es lacerante, dolorosa , casi física. Política.
El resto es un misterio sobre una mujer golpeada y abandonada en la puerta de un hospital.
Repito: la única relación entre ambas historias son los personajes y el tono, esto último es lo que sirve como pegamento, adecuado y suficiente.
La víspera de casi todo es posiblemente la niñez, y es que todos los personajes de la historia central ( la negra más negra ) parecen lastrados por heridas que han dejado las cicatrices abiertas. Desasosegante la propuesta, cuanto menos triste, abocada a la desesperanza. No hay lugar para esa infancia feliz de los cuentos, queda lejos, muy lejos, la inocencia.
Quizás pueda achacarse a la novela la acumulación, el exceso en un tinte tan negro que, como ya he comentado antes, apenas deja respirar. Como respuesta, podemos ver el cuadro como una traslación a un averno mítico y terrible, a un infierno que se extiende por dentro y por fuera.
Tal vez el infierno de Victor del Arbol no esté tan lejos como pensamos.
En su lectura más simple, es una propuesta tensa, que atrapa y, sobe todo, que se extiende con una prosa evocadora, perfecta, física.
Un buen misterio. Eso sí, poblado de nuestra propia crueldad.

Público

No hay comentarios: