Páginas vistas en total

sábado, 7 de mayo de 2016

CINE : THE TRIBE ( LA TRIBU ) de Miroslav Slaboshpitsky

Ucrania 2014
Grigori Fesenko. Lana Novikova. Rosa Baby. Alexander Dsiadevich. Troslav Bitelski. Ivan Tishko. Alexander Osadchy. Alexander Sidelnikov. Alexander Panivan

El hecho de que una película como La Tribu se estrene en nuestro país, aunque sea con dos años de retraso, sólo en una sala en Madrid y con un pase diario, es un milagro.
Creo que no recuerdo una propuesta tan radical en fondo y forma y que tenga tan poco interés en complacer.
Es una decisión, una apuesta de alto riesgo; a todos nos gusta que nos tengan en cuenta cuando ostentamos la posición de público; por ello, La Tribu nos genera sin duda un nivel de antipatía que el director asume claramente, pero no queda ahí la cosa.
Vamos por partes:
Como punto de partida se nos informa que la cinta esta realizada con el lenguaje de los signos, sin que exista ninguna aclaración o subtitulado. No siempre, por lo tanto, es claro lo que estamos viendo ( y no digo lo que están contando, porque no me parece que exista vocación de contarnos, actitud activa, sino sólo de mostrarnos ); es decir, exige un nivel de interpretación por nuestra parte en el que no siempre gozamos de certeza.
Además, en su primer plano, donde un muchacho se acerca a una parada de autobús, se entiende que para pedir ayuda a la hora de localizar ciertas direcciones, ya queda claro que, además, el director opta por una distancia media y una iluminación poco determinante, que no ayuda a la comprensión gestual, ni incluso a veces a distinguir claramente a los personajes.
Pero el hecho de que nosotros no nos sintamos cómodos ante la duda de nuestra percepción, es nuestro problema: ni por ello su autor va a acortar unas escenas premiosas y casi minimalistas, ni nos va a evitar un nivel explícito de crueldad que pocas veces hemos visto hasta ahora.
Con todo ello, no es extraño lo difícil que resulta acercarse a esta historia.
Desde el inicio, desde que el muchacho protagonista llega al internado de sordomudos y se encuentran con una organización mafiosa, dirigida por uno de los profesores, nos sentimos agredidos por la violencia de los gestos, de sus expresiones que se retuercen como muñecos desesperados , como niños inmorales sumergidos en la maldad.
Hay peleas, prostitución, un aborto al que asistimos sin ningún tipo de implicación emocional.
No sé si el núcleo, el detonante, puede entenderse como una historia de amor o simplemente como la necesidad de compartir piel y abrazo con otra alma. No creo que el amor pueda tener cabida en un mundo tan desolado y tan pegado a la supervivencia. En este infierno. Aunque la única imagen hermosa en sus casi dos horas, sean esos dos cuerpos enlazados. Sólo nos queda pensar que el retrato del país es todavía más desolador, que sólo desde la ausencia absoluta de cariño o de aceptación pueden existir estas figuras perdidas, estos viajeros a ninguna parte.
De todas maneras hay arte que funciona como experiencia y esta es una de ellas, una de esas situaciones que nos golpea y nos afecta:
No sé cuando mis sensación traspasa la barrera.
Hay momentos en que dudo si merece la pena seguir, lo reconozco.
Pero casi al final, debo atreverme a sentir que esto es , lamentablemente, también la vida. Que existe en el mismo mundo en el que habitamos nosotros. Que esos seres merecen cierta compasión porque el futuro llegará y no puede apuntarse más terrible. Intentar atisbar a las personas que llegarán a convertirse, y como serán las personas que surjan de esas personas, sus hijos, sus nietos, sus descendientes......
Y cuando entendemos que es la vida lo que se nos cuenta, de seres que , como nosotros, tienen el derecho a la felicidad aunque estén a años luz de ella, esta narración, como todas, adquiere atisbos de grandeza, como el drama adquiere tintes de tragedia y nos acercamos a ese creador que no juega, que arriesga, y que sobre todo quiere llamarnos a ver una realidad mucho más amplia que la que generalmente nos rodea.
Pasa de molestar a doler.
Porque el dolor debe de ser algo que debemos ser capaces de asumir , sin mirar hacia otro lado.
Contundente. Difícil de olvidar.

Público

No hay comentarios: