Páginas vistas en total

sábado, 30 de abril de 2016

CINE: LA PUNTA DEL ICEBERG de David Cánovas

España 2016
Maribel Verdú. Fernando Cayo. Carmelo Gómez. Alex García. Bárbara Goenaga. Jesús Castellón. Ginés García Millán.

Hace creo dos temporadas, se estrenó en el Teatro Abadía este texto de Antonio Tavares.
Creo que ya entonces pensé que sería un excelente material para una película.
Pues ha llegado.
La obra presenta una visión demoledora de las exigencias del capitalismo llevado al extremo, no tanto por criterios meramente económicos sino por aquello a lo que lleva a convertirse a los que deciden, por miedo o ambición, plegarse, adaptarse y mimetizarse con el entorno. Hasta que ya es demasiado tarde , como demuestran los tres suicidios de trabajadores que sirven de punto de partida a la trama.
Recuerdo que una de las cosas que más valoré en su día fue la ausencia de maniqueísmo, cuando habría sido muy fácil jugar al explotador sin escrúpulos. Desde Sofía, quien es llamada para hacer un informe de lo que ocurre, hasta el representante del comité de empresa, todos han entrado de una forma u otra en la noria.
Terminaba la representación en un momento álgido, cuando posiblemente su protagonista iba a necesitar replantearse su posición.
En la película, a pesar de algún esbozo ( como esa visita de uno de los jefes a su hija n el hospital ) esa dualidad no está tan conseguida. Parece que hay buenos y malos. Además, la trayectoria de Sofía se establece como un recorrido, creando una historia añadida ( donde podemos disfrutar de Nieves de Medina, precisamente quien estrenó la obra en su rol principal ) y un final en el que es necesaria la redención y la existencia de ganadores y perdedores.
Posiblemente pueda decirse que donde en la obra había más reflexión aquí hay un thriller, eso sí, con derivaciones.
El resultado es eficaz, supongo que muy entretenido para quien no conozca el texto de referencia.
Además corrobora la buena salud del star system nacional, liderado por una Verdú que cada vez es mejor actriz y, como siempre, un conjunto de secundarios donde nadie desentona y destaca Carmelo Gómez.
Puede que le falte  grandeza. Pero es una buena película.
Estamos en los meses donde el cine español se hace más hueco en las pantallas, cada vez con cintas más plurales y conseguidas.
Eso es una muy buena noticia.

Público

No hay comentarios: