Páginas vistas en total

viernes, 4 de marzo de 2016

EXPOSICIÓN: GEORGES DE LATOUR

Museo Nacional del Prado- Madrid
Hasta el 12 de junio.

Siempre hemos oído que la luz es uno de los componentes de la pintura.
Yo aun no puedo comprender esa magia que hace que desde esos materiales pueda crearse el brillo, esos matices que convierten un cuadro en una ventana, que le otorgan una dimensión de realidad y de tiempo.
Sin embargo, es difícil esperar lo que nos encontramos en esta exposición.
No son los únicos cuadros que la componen, todos con valor de crónica de una época, pero asomarse a los nocturnos es rozar la maravilla.
Sé que son los colores  trabajados con maestría por un genio. Sé que la textura es la misma en cualquier parte de la obra.  Aun así, estoy fascinado por esos reflejos que, a la luz de las velas, nos regalan retazos de intimidad.
Lo dicho: maravilla.
Yo no me la perdería.

Público

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soberbia.

público dijo...

Coincido. Y verla el mismo día que la de Ingres es un subidón. Abrazos