Páginas vistas en total

martes, 22 de marzo de 2016

CINE: NADIE QUIERE LA NOCHE de Isabel Coixet

España 2015
Juliette Binoche. Rindo Kikuchi. Gabriel Byrne. Matt Salinger. Velar Binev

Que bueno poder recuperar gracias a plataformas digitales ( legales ) aquellas películas que nos perdimos en su día en pantalla grande.
Una nueva oportunidad de acceder a obras que en su día no valoramos lo suficiente o pusimos a la cola frente a otras más apetecibles hasta que desaparecieron.
Esta película de Isabel Coixet tuvo en su día críticas encontradas que me hicieron relegarla. Sin embargo, una vez más, tengo que confirmar que mi relación con esta autora es extraña, a contracorriente, al parecer, del resto.
En primer lugar, señalar que cuando hablo de sus obras me refiero fundamentalmente a las personales, aquellas que ostentan algunos de los título más hermosos que se pueden escribir.
Y es precisamente en la escritura donde surgen mis problemas.
Creo que Coixet es una guionista singular, enlazada con un romanticismo radical que posiblemente ya no se estila y del que A los que aman es una especie de tarjeta de visita. Consigue en sus textos momentos de verdadera y delicada poesía, pero el exceso en su búsqueda hace, en mi opinión, que muchas veces suene importado. Eso es algo que, a mi entender siempre lastraba su desarrollo, quitándole fluidez y credibilidad.
Sin embargo, en aquellas películas en las que el propio artificio era su razón de ser, su armazón ( me refiero en concreto a Mapa de los sonidos de Tokio y Ayer no termina nunca ) , brillaba su sabiduría cinematográfica. Yo disfruté mucho de estas dos cintas, muy por debajo en valoración general de otras como La vida secreta de las palabras.
Con Nadie quiere la noche me ocurre lo mismo.
Este es el Coixet menos Coixet. Una cinta de aventuras y de encuentro, también, como otras, arropada en una voz en off que la acerca a la literatura, pero sin ningún rasgo reconocible en su escritura suave y estricta. Quizás la directora ha entendido que en este caso tenía dos valores absolutos y que su misión era potenciarlos desde el punto de vista cinematográfico:
Por un lado, una actriz tan grande como Binoche, capaz de todo, entregada , única. Es impresionante la perfección que ha llegado a alcanzar y su identificación con cualquier personaje.
Por otro, la belleza de un paisaje sobrecogedor donde con sólo mirar desde la humildad, aflora una inmensa belleza.
Y es que lo que no pongo en duda, es que esta cineasta es muy buena con la cámara, capaz de convertir ese ojo en una mirada singular.
Con sobriedad y sensibilidad, nos narra una epopeya increíble, la de una mujer de la alta sociedad americana que decidió internarse en el Polo a la búsqueda de su marido; su encuentro con una mujer esquimal con la que desarrollará una relación que quedará grabada a  fuego en su corazón, convertirán su odisea en una aventura también interior.
Me ha gustado mucho Nadie quiere la noche y echo de menos no haberla disfrutado en gran pantalla.
Es una gran producción, atípica e importante para nuestro cine, algo a lo que Coixet ya nos tiene acostumbrados.
Sin duda es una de nuestras presencias cinematográficas más internacional.
No en vano es diferente , su cine, a lo que aquí se hace.
Para ello, hace falta arte y valentía.

Público

No hay comentarios: