Páginas vistas en total

lunes, 25 de enero de 2016

NOVELA: LOS DESPOSEIDOS de Szilárd Borbély

Literatura Random House
256 páginas
También disponible en ebook.

Con respecto a la película Mandarinas , comentaba en este blog la dificultad de comprender , al menos para mi, la confusa mezcla de etnias y nacionalidades , de amores y odios, que poblaban ese basto territorio de Europa que antes de la caída del muro de Berlín era desconocido para la mayoría del mundo occidental.
La ruina de regímenes comunistas como el de Rumanía, sirvieron para descorrer una cortina que cubría la miseria más absoluta y que ha tardado en cuajar en una esperanza de dignidad para sus habitantes.
Escritores como Herta Muller , nos han servido de referentes para ser partícipes del horror que se encalla en la existencia cuando se consigue que el alma comience a guiarse sólo por la necesidad de supervivencia y el egoísmo se convierta en una forma de respiración.
Leo que Slizard Borbely es un conocido poeta y que Los desposeídos es su única pieza narrativa . También que se quitó la vida sin llegar a los cincuenta años. Y que este libro se ha convertido en una referencia en su país.
Lo leo.
Admirado por su prosa.
Pero con el corazón encogido: es difícil aceptar que los protagonistas de este cuadro son seres humanos.
Porque lo que , desde los ojos de un niño, describe y presenta el autor, es más un cuadro, una gran pintura en grises , que una novela . Un paisaje áspero que se muestra en toda su suciedad y su miseria y donde parece imposible subsistir.
En un entorno rural de pobreza extrema , una familia cuyas raíces rememoran un pasado con otro tipo de esperanzas , se encuentra anclada entre el odio nuevo y las leyendas viejas , entre costumbres que nos remontan a un primitivismo de misterio y dolor, y el dolor nuevo de la venganza, la ira, la envidia.
Sólo parece encontrar sitio el día a día que se retuerce entre la humillación de los demás y la necesidad del olvido.
La prosa es densa , como densa es la mugre que parece que cubrirlo todo, como densa es la mirada de un niño que intenta comprender e interpretar.
No es fácil avanzar en un esquema donde se van acumulando imágenes que nos llenan hasta el agotamiento y donde en ningún momento existe un sólo resquicio de luz, por mínimo que este sea.
Supongo, sé, que Los desposeídos forma parte de esas muestras de literatura necesaria.  
Espero que sirva para que no se repita un mundo, y para que los que todavía están anclados en él, con los pies en el barro, puedan salir de allí.

Público

No hay comentarios: