Páginas vistas en total

sábado, 2 de enero de 2016

CINE: STEVE JOBS de Danny Boyle


Usa/ UK 2015
Michael Fassbender . Kate winslet. Jeff Daniels. Seth Rogen

Siempre tengo problemas con las películas biográficas; me quedo con la sensación de que abarcan mucho más de lo que finalmente ofrecen. Una vida es algo muy largo, y más si en su existencia ha habido hitos relevantes. Al final es muy frecuente quedarme con la sensación de que hay mucho que conocer y que la película ha sido sólo un aperitivo.
Por lo tanto, es muy difícil ofrecer un resultado satisfactorio.
Sin embargo, no imposible.
Una propuesta a destacar últimamente es Lincoln de Steven Spielberg, donde, centrándose en un hecho concreto, capital en la biografía del personaje, se destilaba la esencia de su carácter, su desarrollo y sus motivaciones.
Pues bien, Steve Jobs no está lejos de esta última, y el resultado es tan positivo como aquel.
El personaje es también muy complejo, y difícil de abarcar la importancia de su legado en el desarrollo de la humanidad. Es imposible explicar hoy día el mundo en el que vivimos sin la existencia de visionarios que, como él ( o ninguno a su nivel ), se atrevieron a soñar el futuro.
La pregunta es ¿ eran o son genios? y más concretamente, ¿ que es un genio?.
Steve Jobs es sobre todo una película de guionista. No quiere eso decir que no se note la mano sabia de un director capaz de otorgarle movimiento al material que tiene entre manos, pero sobre todo está fantásticamente escrita.
La elección de partida es muy inteligente: tres momentos, tres actos y una estructura de personajes y diálogos alrededor del poder, del triunfo, de la pasión o del miedo, como si se tratase de un drama shaakespereano. Posiblemente los anhelos que mueven al ser humano siguen siendo los mismos , y lo seguirán siendo en siglos futuros.
El resultado es ágil, inteligente y completo, capaz de trasladar el perfil de un personaje que bascula entre una valentía que se confunde con osadía, una incapacidad para aceptar el amor o entenderlo y una necesidad de soñar y de hacer que sus sueños se convirtiesen en realidad. Dolorido por dentro, imbatible por fuera.
Y capaz de hacer un regalo de amor que explicará uno de los mayores desarrollos tecnológicos de la historia: te llenaré el bolsillo de canciones.
Pocas referencias al pasado pero suficientes para construir el puzzle psicológico o, en cualquier caso, para enunciar su complejidad.
Ayuda, además del excelente guión, la interpretación fantástica de Fassbender, un actor de técnica limpia y estructurada que no pretende la copia sino la creación.  
Steve Jobs me parece una película excelente pero sobre todo, cumple su propósito, explicar al personaje y la época que le tocó vivir. No era fácil.

Público

No hay comentarios: