Páginas vistas en total

viernes, 18 de diciembre de 2015

CINE: LA NOVIA de Paula Ortiz

España 2015
Inma Cuesta. Asier Etxendia. Alex García. Lucia Gavasa. Leticia Dolera. Carlos Alvarez Novoa. Consuelo Trujillo. Ana Fernández

Contaba Nuria Espert que cuando Glenda Jackson le pidió montar juntas un Lorca, la primera obra que desechó fue Bodas de Sangre por considerarla casi irepresentable.
Es cierto.
Es muy difícil, creo, trasladar la belleza de su lenguaje en imágenes que estén a la altura; además, fusionar sin costuras poesía, tragedia, simbolismo.
Con todo ello, conviene empezar por reconocer el valor de Paula Ortiz al decidirse a emprender esta aventura, algo que merece el mayor de los respetos.
Y además el resultado se salda muy positivamente.
La novia no pretende ser una historia al uso, no se queda en lo narrativo sino que intenta y pone todo su empeño en alcanzar el mundo lorquiano, en trasladarnos esa poesía física que desde las palabras debe de impregnar las imágenes, que se mueve en un perfecto y difícil equilibro entre la piel y el corazón.
La pregunta es ¿ lo consigue ? pues sí, consigue mucho.  Esta es una obra atípica, sensorial, arriesgada, que a pesar de todo, nunca alcanza lo anacrónico y que se posiciona en un territorio con el suficiente grado de abstracción y de realidad.
Sin duda La novia se disfruta con los sentidos, por supuesto lo visual y también su fantástica banda sonora y las canciones que la integran. Aun así considero que no es justo lo que se ha repetido en alguna ocasión de que la belleza formal obstruye la cinta. Parece como si fuese este su único valor, y no es así. Hay mucho más.
En primer lugar, ya he comentado el buen trabajo con el texto y la mixtura de los diferentes elementos.
Narrativamente, sin modificar en exceso su base, y creo que sin borrar un sólo verso, sí otorga una estructura más cinematográfica en flashback, centrado alrededor del personaje del título y de su tormento interior, y haciendo cierta interpretación del simbolismo , en especial en el personaje de la luna, que junto con el duelo del pasado, podría trasladar la sensación de la historia que se repite como una trágica condena del destino.
La producción está cuidada hasta el mínimo detalle.
Y también hay que destacar el tono general de la interpretación:
De Lucía Gavasa todo son alabanzas, merecidas, a su espíritu lorquiano; en el mismo paquete yo incluiría al grupo de secundarios que la acompañan, Consuelo Trujillo, Ana Fernández y el añorado Carlos Alvarez Novoa.
Leticia Dolera y su enorme mirada y Alex García y su gallardía cumplen a la perfección.
De Asier Etxendia siempre espero lo mejor y siempre lo da. Su papel es complejo, difícil por lo que podría tener de caricatura. Y cumple a la perfección.
Pero la película es de Inma Cuesta, que nunca había tenido un personaje tan complejo y que lo enfrenta con transparencia, carnalidad y belleza.
La novia es una apuesta por utilizar nuestro patrimonio cultural en el cine, algo muy frecuente en otros países y estupendo cuando se hace con esta calidad.
Quizás sea esta otra manera de acercarnos a nuestros propios inmortales, como hizo en su día Miró con El perro del hortelano.
Siempre implica calidad, pero también algo tan importante como mucho amor por la materia utilizada.
Riesgo superado. Con creces.

Público

No hay comentarios: