Páginas vistas en total

sábado, 26 de diciembre de 2015

CINE: EL PUENTE DE LOS ESPIAS de Steven Spielberg

USA. 2015
Tom Hanks. Mark Rylance. Amy Ryan. Alan Alda. Eve Hewson. Peter McRobbie

No sé porqué , en el ámbito cinermatográfico, siempre ha existido cierto matiz peyorativo hacia el término artesano.
Nada más lejos de la realidad. No podemos olvidar que es a grandes artesanos como Michael Curtiz a quienes debemos gran parte de los clásicos del séptimo arte que seguramente han generado muchos más aficionados a las salas que ninguna corriente artística posterior.
Steven Spielberg es un director que  ya no tiene nada que demostrar , y aun así , sigue esforzándose año tras año para entregar buenas obras que contribuyan a extender el que sin duda es su inmenso amor por el cine . No voy a entrar en su valoración como creador ( por lo que a mi respecta muy positiva ) pero sí creo que hay pocos que hayan hecho tanto en las últimas décadas con el objetivo de trasladar la magia a las salas oscuras.
En los últimos años , tras pasar por cine de género donde la ciencia ficción ( más cercana a la magia que a la elucubración científica ) tuvo mucho que decir, parece haberse convertido en uno de los grandes cronistas de la historia de su país, algo que creo ha culminado con su excelente retrato de un personaje tan emblemático para el pueblo norteamericano como Lincoln.
En El puente de los espías continua esta propuesta enciclopédica y , personalmente , creo que lo hace rindiendo homenaje a los artesanos antes citados y al tipo de cine que se hacía en esa época.
La película toma como tema la guerra fría . Más allá del cine de espías , creo que puede dividirse su narración en un díptico perfectamente definido: la primera parte , cine de juicios y de involucración social en el resultado, la segunda un intercambio de prisioneros en la Alemania Oriental.
Pero lo cierto es que en esta excelente película , todo tiene aroma de clásico.
Clásica es por supuesto la temática elegida , bastante poco frecuente en la actualidad.
Clásica la construcción de los personajes y las relaciones que se crean entre ellos ( esa pseudoamistad entre Tom Hanks y Mark Rylance , ambos excelentes en sus papeles ).
Clásico el humor que siempre produce momentos de ligereza.
Clásica la factura y el color.
Y por encima de todo, clásica la mirada general sobre toda la historia, asumiendo cliches que podrían parecer trasnochados ( el miedo ingenuo de los americanos, su toma de posición frente al peligro exterior , la familia como reducto, el papel de la esposa ) pero que quedan perfectos en la propuesta que tenemos entre manos. Y hay que tener en cuenta que , con los tiempos que corren de corrección política , esta es una decisión de alto riesgo.  
También , para cerrar esta enumeración, es clásica la voluntad de utilizar el cine como una herramienta de entretenimiento para el gran público, para llenar las salas con una larga historia que nos proporcione a todos una rápida y fácil identificación con sus personajes, sin hacernos pensar en exceso, sin una mal entendida vocación de autoría.
En cualquier caso, no quiero trasladar la idea de que El puente de los espías es un producto impersonal. Spielberg es un mago de la imagen y, aunque consigue que no se note mucho su mano, el producto es soberbio, como soberbia es su capacidad narrativa.
Su personalidad no necesita destacarse a golpe de choque.
Él esta ahí y sabe lo que hace.
Una vez más , animarnos a amar el cine, el buen cine.

Público

No hay comentarios: