Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2015

CINE: THE ASSASSIN de Hou Hsiao- Hsien

Taiwan 2015
Shu Qi. Chang Chen. Zhou Yun. Tsumabuki Satoshi. Juan Ching- Tian. Hsieh Hsin- Ying. Sheu Fang Yi

Verdadera curiosidad , a la vez que ganas, a la hora de ir a ver esta película de acogida dispar.
Para algunos, una obra maestra incuestionable, marcada por un difícil nivel de belleza, una estética nunca vista.
Para otros, un bodrio infumable, pesado y muy difícil de seguir.
Admitiendo cualquier opinión, lo cierto es que no puede dejar de sorprenderme que haya críticos que expresen su incapacidad para entender la historia narrada.
Hay que asumir que siempre existen diferencias culturales ( ¿ o pensamos que por ejemplo Amama se seguiría a la perfección en Taiwan? ), así como, al menos en mi caso, que no siempre distingo unos de otros a los personajes de películas orientales, pero al margen de esto, lo que se narra en The Assassin puede seguirse bien, repito, aceptando alguna pequeña pérdida, en cualquier caso, mucho mejor que, por ejemplo, The Grandmaster.
Creo que fue Ang Lee y su Tigre y Dragón el primero en entender el atractivo que este tipo de historias podría tener para el público occidental. Fue todo un éxito que creó escuela, entre otros, la trilogía de Zang Yimou comenzada con Hero.
Pero no nos confundamos, la que ahora nos ocupa no está pasada por el tamiz del cine más universal. The Assassin, basada al parecer en una leyenda autóctona, tiene su propio ritmo, huye de la espectacularidad y no busca un sistema de narración clásico. Tengo la sensación de que está más cerca de otra propuesta que, si no me equivoco, se titulaba Ashes of Time, de paso efímero por nuestras pantallas.
Eso no quiere decir que en esta estilización no existan elementos reconocibles, pero más en lo que se refiere al mundo de las leyendas, como la monja/ bruja, la heroína solitaria y enferma de amor ( su personaje no está lejos de los western ), el brujo, la maldad acuñada en una mujer familiar, el hombre causa y efecto....
Pero , a ver como lo explico, aquí las cosas no se cuentan, si no que parece que suceden, y a nosotros nos corresponde encadenarlas.
Nos encontramos en una edad media donde Oriente estaba muy por encima de la sucia Europa, en un escenario exquisito , también en la elaboración de sus comportamientos; la lucha por el poder ( confusa entre clanes y provincias ) se ve contaminada por un encargo de muerte, y este por un intento de impedirlo enviando lejos a la asesina; también con una historia de celos y traición. Todo parece de alguna forma velado en imágenes, como respondiendo a los sentimientos también velados de sus personajes.
Podría hablarse casi de una trama shakesperiana si los conflictos estuviesen más perfilados, pero The Assassin se mueve siempre en la levedad de un sueño.
Como paisaje, y esto ya se ha repetido incluso por parte de los detractores de la cinta, un marco de una belleza absoluta, pero no una belleza de postal, sino una belleza habitada, meticulosa en la recreación de la historia, con una distancia intermedia que no apabulla en el primer plano para tampoco crear escenografías complejas, sino realidades. Hay amor por un pasado que se recrea en toda su complejidad, en toda su hermosura, una forma de acercarnos con un enorme respeto a una cultura milenaria que, ya lo he dicho antes , estaba muy por delante de la des resto del mundo.
De todas maneras, hay algo que me gustaría destacar, más bien una sensación, y es que The Assassin es una película pequeña, manejable, cercana. No sé si es otro de los valores del director, pero a mi en ningún caso me transmite la sensación de superproducción.
Me ha gustado mucho, cierto. También es verdad que algunos abandonaban la sala. Yo tengo la seguridad de que va a ir ganando en la memoria, a medida que se le deja reposar.
En cualquier caso, el debate siempre es positivo, porque va unido a la libertad, la mía en este caso me ha llevado a disfrutar.
Y repito, sé que crecerá en mi recuerdo.

Público

No hay comentarios: