Páginas vistas en total

sábado, 3 de octubre de 2015

CINE: REGRESION de Alejandro Amenabar



España/ Canadá 2015
Ethan Hawke. Emma Watson. David Thewlis. Lothaire Bluteau. Dale Dickey. David Dencick. Peter McNeill.Devon Bostick. Aaron Ashmore

Como a muchos, me atrapó Tesis, el primer thriller de Amenabar.
Sin embargo, no soy de aquellos que se sienten fascinados por su carrera.
De hecho, me siento próximo a su visión del negro fantástico ( Abre los ojos y Los otros ) pero no de su incursión en otros géneros. La alabada Mar Adentro la considero un terrible ejercicio de manipulación que roza la pornografía sentimental, y Agora demuestra que todavía le falta experiencia para asumir un proyecto histórico de este calado.
Por lo dicho, su planteamiento de volver al negro con Regresión, me resultaba apetecible, y quizás también, porque mi admiración no es infinita, no me he sentido tan decepcionado como al parecer les ha ocurrido a muchos.
De nuevo Amenabar bebe de referentes conocidos.
Pequeño pueblo rodeado por el invierno donde la sordidez parece estar escondida bajo la capa de hastío de la vida cotidiana, policía desengañado con la vida y caso donde se mezclan los abusos sexuales con ceremonias satánicas.
Que ese policía llegue a obsesionarse con lo que cree es una misión de un alcance mucho más amplio y, con ello, a acercarse en exceso a la inocencia que representa la víctima, es tan esperable como comprensible.
Los elementos pues no tienen mucho de novedoso.
Tampoco el color, la textura , llena de lluvia y oscuridad. No es malo tener la sensación de haberlo visto ya otras veces ni tampoco que esto nos guíe desde un inicio, sabiendo que nos estamos acercando a una introspección sobre la naturaleza del mal y su calado en entornos cotidianos.
Lo importante es ver que es capaz de hacer con estos mimbres uno de nuestros directores más internacionales.
Y tengo que decir que, sin alardes, el resultado está a la altura de cualquier thriller de género americano. Amenabar consigue crear un clima malsano, e ir desplegando poco a poco las distintas capas que en ocasiones la acercan al género de terror.
Hay tensión y misterio ( he leído que muchos críticos parecen adivinar el resultado desde el inicio; además de críticos son muy listos, porque este no ha sido mi caso).
Posiblemente, le falte un trabajo de guión más elaborado para tratar un material que se quiere complejo y redondear la historia; también cierta épica o poesía para otorgarle entidad al debate sobre el bien y el mal, y dotarlo de duda y de peligro.
Es cierto que es después, cuando se rememora la historia, cuando descubrimos alguno de sus filos que no han quedado claros en el tono. vale, no es redondo.
Podría haber sido un producto mucho más logrado, pero tal y como se nos presenta supera lo aceptable.
Entretenimiento puro y duro y catalogable como muchas otras propuestas de género. ¿ Es esto malo? para mi no.
Puede pensarse que no es mucho para seis años de espera, pero eso son ya otras consideraciones. A lo mejor es el momento de que Amenabar vuelva ( regrese ) a sus orígenes, a esos sótanos de la universidad o la Gran Vía vacía, pero mientras tanto, sigue demostrando que es capaz de hacer un cine saludable, y el hecho de que intente acercarse a otros referentes culturales, no debe de servir de arma para ponerse en su contra, se ha ganado ese derecho.

Público

No hay comentarios: