Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2015

NOVELA: LA LUZ QUE NO PUEDES VER de Anthony Doerr

SUMA
600 páginas
También disponible en ebook.

La novela histórica se ha convertido en uno de los géneros con mayor capacidad para enamorar a lectores.
Esto es algo satisfactorio por lo que tiene de didáctico. De acuerdo que hay ocasiones en las que cualquier atisbo de credibilidad brilla por su ausencia, pero no es este el caso de la mundialmente multipremiada obra que nos ocupa.
Lo primero que hay que decir de La luz que no puedes ver , es que es una novela bien documentada , que trata con respeto la información sin utilizarla al antojo del autor para generar un producto más efectivo.
Nos encontramos en la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte del desarrollo de la historia, dos líneas en paralelo, nos presenta a dos personajes: una niña ciega francesa víctima del asedio y un joven alemán, huérfano, que conoce el horror de convertirse en un soldado del Reich gracias a sus actitudes.
Estas dos líneas paralelas , encaminadas a cruzarse en un encuentro importante pero fugaz, irán caminando hacia esa cita mientras a su alrededor se van desarrollando pequeñas historias en las que asoma el terror y también la valentía, completados con diferentes personajes secundarios que acompañan su peripecia. Es un fresco plural en tiempos de guerra, con algunas peripecias que pueden sonar a conocidas , pero en cualquier caso, narradas con rigor.
Al mismo tiempo hay un aspecto que personalmente no termino de encajar del todo en la trama , la historia de un diamante que no sé si pretende poner un punto de leyenda en esta historia, o incorporar la figura del saqueador de obras de arte que parece abundó en las filas de los nazis. En cualquier caso, ese punto de leyenda me parece ajeno al resto de la propuesta.
Hasta aquí todo bien , pero...
... Sin que exista nada que me incomode , tengo un problema importante con este libro:
La narración está estructurada en pequeños capítulos, mínimos en la mayoría de los casos, que van saltando del muchacho a la chiquilla ( en alguna ocasión interrumpidos por el buscador de tesoros ). Son tan reducidos que , si bien eso sirve para hacer muy ligera la lectura , personalmente me impide empatizar con ninguno de los protagonistas ni centrarne en sus epopeyas que se alargan en exceso en un continuo ir y venir.
Repito, esto hace que la lectura sea un ejercicio rápido y cómodo pero también distante.
Hay mucho buen en La luz que no puedes ver , pero una historia así debería dirigirse directamente al corazón y hacerlo saltar por los aires. En mi caso sólo percibo frialdad y corrección.

Público

No hay comentarios: