Páginas vistas en total

lunes, 31 de agosto de 2015

CINE: MAIDAN de Sergei Loznitsa

Ucrania 2014
Documental

Lo cierto es que si algo ha ampliado mi visión del séptimo arte en los últimos años, es la apertura al género documental como otro modelo narrativo.
En estas temporadas, ha habido muchas muestras que nos han proporcionado iniciativas de una creatividad sorprendente, posiciones que van desde el uso de figuritas de plastilina a convertir a asesinos confesos en estrellas de escenas de musical.
Todas ellas tienen dos cosas en común: el nivel de creatividad ya citado y el compromiso con aquello que se quiere hacer llegar al público.
Supongo que en el fondo subyace un avance en el propio género y sus artífices: ya no basta con captar la realidad y mostrarla sino que no debe de olvidarse que se cuenta con la posibilidad de utilizar y manipular las técnicas audiovisuales del cine, y los documentalistas actuales se exigen el mismo nivel de, llamémosle estilo, que cualquier otro creador. Es importante señalar que incluso existen directores que mezclan esta opción con productos narrativos más tradicionales, y así, de Sergei Loznitsa hemos conocido no hace mucho otra cinta , En la niebla, de ficción.
Puede decirse que mi experiencia no es única y que se ha avanzado mucho en la difusión comercial de los documentales, pero no han alcanzado aun el mismo nivel que el cine "corriente" ( que daño les ha hecho la referencia histórica a "los documentales de la 2"!!).  Por eso, Maidan no ha accedido en nuestro país a las pantallas "normales", sino a lo que algunas revistas del sector conocen como "otras pantallas", en este caso Filmin. Bien, lo importante es poder verla aunque hubiese sido de agradecer poder disfrutar de una propuesta tan contundente en un mayor volumen.
Vayamos por partes:
El compromiso del director con lo que cuenta es claro, tan claro que no da opción a las dudas con respecto a de que parte está. Por ello plantea el suceso de una forma muy simple, sin ninguna obsesión por proporcionar mas información. Hay una dictadura, unos valientes deciden concentrarse en Maidan y resistir, los intentos de desalojo de las fuerzas de opresión, terminan en una batalla campal; la elegía final es un precioso canto de alabanza a los fallecidos. Han nacido nuevos héroes.
Estoy seguro que cualquier suceso histórico admite matices, pero personalmente creo que ante puntos de partida como este, inadmisibles, es peligroso entras a intentar "comprender".
Por lo que se refiere al nivel creativo, Loznitsa opta por una decisión muy arriesgada pero que consigue mantener con coherencia creando una crónica única. El instrumento es la gente, el grupo humano que vivía alrededor de lo que estaba ocurriendo , colaborando en el mantenimiento de la utopía, siendo parte del suceso como un coro que repite las consignas y los cánticos, especialmente en los momentos más emocionales.
Cuando comienza la lucha , la confusión se adueña de la pantalla y la voz se hace única , un narrador presente e integrado, que desde su no presencia es capaz de trasladar la desesperación , el movimiento, la necesidad de seguir adelante.
Todo se nuestra a través de largos planos fijos con movimiento en su interior. Con mil pequeños afiches como aquellos que se hacen una foto o el locutor que busca donde grabar.Pero sin ningún golpe de efecto, sin ningún truco y sin ningún protagonista singular , más allá de esa masa compacta que será más libre cuando triunfe la revuelta.
Maidan es una cinta que hay que contemplar con serenidad y calma. El director es un maestro en saber mirar. Posiblemente ha intentado enseñarnos porque quería que supiésemos. Conmigo lo ha conseguido.
Muestra la realidad, no sabemos como ni cuando decidió que era necesario captarla ; pero tampoco olvida, como decíamos al inicio al hablar de los nuevos documentalistas, que está haciendo cine.
Nos regala por lo tanto un excelente y necesario documento, pero también una muy buena película.

Público  

domingo, 30 de agosto de 2015

NOVELA: LA CHICA DEL TREN de Paula Hawkins

Planeta
500 páginas
También disponible en ebook.

Dos ideas a tener en cuenta a la hora de comentar este libro:
En primer lugar, el hecho de que nos encontramos ante un best seller internacional, y ya sabemos que, ante la profusión de ventas, es habitual encontrar cierta racanería en la crítica.
En segundo lugar, recordar un comentario de Marcos Ordoñez, referido a las comedias en el género teatral, reflexión muy inteligente y que suscribo al cien por cien: si algo te ha divertido durante varias horas y te ha hecho reir, no seas avaro en tus comentarios, no te limites a un "es una tontería", se generoso.
Con esto quiero centrar el tema de forma muy fácil, el entretenimiento no está reñido con la calidad, y nadie puede avergonzarse de disfrutar con algo de lo que han disfrutado muchos otros.
La chica el tren,  es género negro , bebe de fuentes que nos suenan como La ventana indiscreta pero es capaz de singularizarlas y hacerlas propias; también utiliza elementos que no son desconocidos a este tipo de historias, como los viajes en tren y su percepción fugaz y sesgada del exterior o los barrios de la periferia de las grandes capitales ( Londres en este caso ) donde en ocasiones las ciudades dormitorio sólo representan la parte visible de vidas mucho más complejas.. A partir de ahí se desarrolla un thriller alrededor de tres mujeres incompletas, con un punto sórdido y un buen dibujo de personajes.
Es cierto que La chica del tren no va a crear un hito en su género ni formará parte de antologías universales, quizás sea necesario reconocer que hay un importante trabajo editorial en sus resultados comerciales , pero no por ello sería justo reducir su valor.
Es una novela más que correcta,  bien planteada y bien escrita que consigue mantener la tensión hasta el final. No seamos avaros.

Público  

jueves, 27 de agosto de 2015

NOVELA: LA HIERBA DE LAS NOCHES de Patrick Modiano

Anagrama
162 páginas
También dispomible en ebook

Sin duda es Modiano un escritor singular.
Asomarse a sus obras es hacerlo a un conjunto de piezas con unas características comunes que las hermanan, creo que es difícil encontrar una bibliografía tan homogenea como la de este autor francés justamente reconocido con el Premio Nobel de Literatura.
Tendría que conocer la totalidad de su obra para poder generalizar en lo que se refiere a escenarios, pero parece ser, ateniéndonos también a los textos de los críticos, que sí se pueden identificar como frecuentes el París de la postguerra, como una ciudad cosmopolita , brillante antaño, plural, pero rota y en periodo de resurrección, algo que también afecta sin duda a las personas que la habitan, la ciudad y sus páginas.
Pero sin duda lo que convierte a este autor en un escritor único es su tratamiento del paso del tiempo, siempre desde el recuerdo y creando una dimensión diferente entre la realidad y el sueño.
Igual que en casos anteriores, la historia que nos cuenta La hierba de las noches es parcial en la información que nos proporciona. Un hombre rememora una etapa de su pasado donde su vida orbitaba alrededor de una mujer vinculada a un delito de asesinato no totalmente definido y a un conjunto de personajes de más o menos ambigua posición. Podría calificarse de género negro, si asumimos esta tipología literaria no tanto desde su temática como desde su atmósfera.
En esta ocasión, Modiano es muy claro en el protagonismo del recuerdo como herramienta, a través de un cuaderno negro cargado de  retazos; también es importante la relación del recorrido entre pasado y presente con la geografía de una ciudad y sus mutaciones arquitectónicas. Todo ello, vistiendo una preciosa y lúcida idea del salto al recuerdo como una grieta en el presente, camino casi de un mundo diferente.
Si Thomas Hardy decía que el pasado es otro país donde se hacen las cosas de forma diferente, la obra de Modiano , estas pequeñas novelas que parecen desarrollarse en la niebla, son la plasmación más emblemática de esta sentencia. Su ligereza y su belleza extraña sólo se pueden conseguir con la alquimia de un mago y la inteligencia de un maestro.

Público    

NOVELA: CASA DESOLADA de Charles Dickens

Diversas editoriales
También disponible en ebook

Una curiosidad:
Debo la lectura de este libro nada menos que a John Connolly , o mejor dicho, a su personaje Charlie Parker, quien en una de sus novelas, recomienda su lectura a su amigo Angel.
Creo recordar que la cita como la primera novela negra con detective.
Pues bien, una vez más, Charlie Parker acierta: si Dickens es uno de esos escritores a los que siempre es gozoso volver, disfrutar de sus grandes historias que, no por su matiz de antiguedad han perdido su capacidad de apasionar a lectores de cualquier edad, digo, si bien a fin de cuentas de este británico no esperamos poco, Casa Desolada es , de las que hasta ahora conozco, sin duda la mejor experiencia, y es que este no es ya un libro para leerlo sino para quedarse a vivir en él.
Casa Desolada hace mención a una mansión que será el nucleo desde el que se desarrollan diferentes historias, alrededor o enredadas en un tronco central que se refiere a la institución de la cancillería y un largo pleito eternizado alrededor de un testamento.
La narración se divide entre aquellos capítulos contados por Esther Summerstone, un personaje típico del catálogo de heroínas de folletín de su autor, y los que nos dibuja un narrador omminiscente, capaz de seguir la historia pero también y sobre todo, de representar , creo, al propio autor: es ahí donde esta su lucidez en la observación, su crítica feroz a una sociedad brutal post revolución industrial y su humor entre la sorpresa y la distancia.
Sí, Casa Desolada tiene como base la habitual en las novelas de su autor, el folletín victoriano ( plagado de coincidencias y sentimientos exacerbados ), y su enclave en un paisaje perfectamente descrito con mil matices y colores, pero hay dos características que considero que la hacen elevarse sobre el resto de su producción:
Por un lado la distancia, especialmente en la linea argumental más melodramática, otorgándole cierto nivel de abstracción, de estilización, lo que la convierte en menos arcáica y más universal.
En segundo lugar, y esto es lo fundamental, todo se desborda en esta pieza, en tramas paralelas, en descripciones imnumerables y, sobre todo, en un catálogo impresionante de personajes secundarios, coloristas, vitales, singulares, únicos, que desfilan por sus páginas todos con su propio protagonismo.
Lo dicho, Casa Desolada me reitera en lo gozoso de volver de vez en cuando a los clásicos bien elegidos, que por eso lo son; lo mejor, encontrar joyas como esta.
Literatura de primer orden.
Aunque le llegue tarde caballero, muchas gracias.

Público

miércoles, 19 de agosto de 2015

NOVELA: NO ESTA SOLO de Sandrone Dazieri

Alfaguara
780 páginas
También disponible en ebook

En años donde, junto a los habituales best sellers procedentes del mercado anglosajón, el género negro se ha visto invadido por los escritores de países con nieve abundante y mucha oscuridad ( Mankell, Lacberg, Larsson etc ) , sorprende una entrada tan contundente procedente de Italia, una especie de estilo mediterraneo que no sabemos si, como ocurrió con Hening Mankell en su momento, va a abrir la puerta a una colección de seguidores.
Por otro lado, en las notas sobre el autor, nos informan que, entre sus opiniones, una es asegurar la muerte de la novela negra frente al trailer. Bien, por partes: la afirmación me parece un poquito soberbia y, además, hace mucho que no le doy importancia a todos aquellos augurios de desaparición que, desde el cine a, este de la novela negra, afortunadamente se han confundido siempre; por otro lado, las fronteras entre trailer y novela negra siempre han sido bastante difusos. De todas maneras, no me ensañaré en este tema que no comparto ¿porqué? pues porque a cambio nos regala un libro que, a pesar de su amplio volumen, es apasionante de principio a fin.
Además hay que ser justos: es cierto que, en paralelo a su contundente afirmación, No está solo, comienza como una novela clásica y, a medida que avanza, amplía su espectro de acción a niveles más cercanos a un trailer de estilo americano.
Todo se inicia con un crimen y un secuestro que podría estar vinculado a un caso de maltrato; sin embargo, no tardamos en entender que detrás hay algo más. A partir de ahí la trama va creciendo hasta alturas casi mitológicas. El entramado que se sostiene a la perfección es absolutamente perfecto, sin llegar a producir la confusión a pesar de su complejidad; nos alcanza en una tensión de la que es difícil apearse ; una cosa es entretener y otra apasionar, esta novela consigue continuamente lo segundo.
Un valor a resaltar, aemás de la estructura ya comentada y su capacidad para elevarnos a situaciones que, sin esa perfecta graduación de acción e información podrían no resultar creíbles, es su creación de personajes, un conjunto en el que cualquier secundario está perfilado hasta la humanidad más conseguida, pero donde sobre todo hay tres inolvidables:
Por un lado Colomba y Dante, peculiares , singulares, únicos.
Por otro lado, uno que se podría denominar como colectivo ( no voy a dar más pistas ) y es el antagonista, el mal. Hitchcock ( creo que era él ) decía que el género negro valía lo que valían sus villanos, en No estoy solo se supera el terror.
Lo dicho, no sé si se podría hablar de novela o thriller, de negro o político, de mediterraneo o escandinavo... lo que sí puedo confirmar es que quien quiera , en estos meses de verano o cuando llegue el otoño o en el más crudo invierno, pasar unos días ( no le durará mucho, me parece imposible no engancharse ) apasionantes, tiene una oportunidad con esta novela que, espero, tenga una continuación y que esté al mismo nivel.

Público  

NOVELA: EL AÑO DEL VERANO QUE NUNCA LLEGÓ de William Ospina

Mondadori
172 páginas
También disponible en ebook

La novela es un género tan plural que admite múltiples facturas y formas, incluso que la propia génesis de una historia se convierta en el centro de la narración, ya sean absoluta ficción o un proceso de investigación sobre ciertas realidades como en este caso.
William Ospina es un poeta a quien desconocía hasta que me recomendaron sus, al parecer, primeras novelas, una trilogía sobre la historia de la conquista española de América iniciada en el personaje de Ursua. Me fascino su lenguaje selvático, su textura, la densidad de una narración en apariencia siempre abierta, la capacidad para convertir en los personajes en seres casi míticos en su condena ( Ojo, ese es uno de los factores que también nos encontraremos en el libro que nos ocupa ).
Con todo ello, esperaba de su inmersión en el tema que subyace en El año del verano que nunca llego, cualquier cosa menos una propuesta convencional.
No lo es.
Antes que nada, Ospina se centra en un hecho histórico teñido de leyenda, aquella larga noche en Villa Dodiati, en que nacieron Frankestein y El Vampiro, dos monstruos fruto de las pesadillas de un grupo de poetas rebeldes, de jóvenes eternos. Ese es el epicentro de esta obra.
A partir de ahí, estas páginas se mueven en tres capas:
Por un lado la obsesión del propio escritor con estos sucesos, su búsqueda de información y sus extraños encuentros con material que se refiere a ellos.
En segundo lugar, su interpretación de esos sucesos, intentando buscar un significado a los hechos pero también a la propia obsesión del autor.
Por último, por supuesto, en forma de almendra, están los propios sucesos y sus personajes, prologándose estos en su pasado y su futuro, de cara a hacerlos más comprensibles ( o incluso más complejos ).
El resultado es siempre atractivo, aunque en algunos perfiles no termine de encontrar los límites que producen ciertas disgresiones y alguna artificialidad ( especialmente en la capa referida al propio autor ). Pero incluso asumiendo que no es una obra perfecta, tiene un fondo fascinante a la altura del sustrato al que se enfrenta, con interpretaciones que se mueven entre la poesía y el misterio y que, de nuevo, consigue convertir un hecho real en un historia mitológica de múltiples caras.
Son sintomáticos sus primeros capítulos donde se inicia la narración desde el cuento, desde aquellas fábulas que podían escucharse a la luz de la hoguera. Y los siguientes nos llevan a un recorrido irregular pero muy rico, desde la fascinación y la búsqueda.
Hay ideas tan preciosas como el nacimiento de los monstruos y su corazón, las religiones más profundas, la necesidad de entender la luz y la palabra ... todo ello de nuevo con un lenguaje que, no por casualidad, es obra de la pluma de un poeta.
Terminamos con la noche, la larga noche del verano que nunca existió, formando parte de los misterios que ya nunca nos abandonarán.
Es mucho. Los libros que dejan huella.

Público

ENSAYO: EN LA TRAMPA de Herta Muller

Siruela
162 páginas
También disponible en ebook

 Herta Muller es para mi uno de los mayores descubrimientos del Premio Nobel.
Dudo que fuese el único que , antes del galardón, ignorase totalmente su existencia, aun menos su obra.
Sin embargo, desde que entre en su primera narración, me quedé fascinado por la textura de su lenguaje , el cuerpo que es capaz e darle a las palabras, la poesía barroca que se expande de sus metáforas y , sobre todo, la narrativa que se va desarrollando sin que apenas lo notemos, entre las masas de literatura.
Sus historias lo son de un pueblo, de una sociedad que nace entre las montañas de centroeurópa para verse azotada por dos catástrofes como, primero, la invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial, y después, la dictadura comunista de Caecescu. Habla de las personas sometidas y habla de su rebeldía pero sobre todo de su miedo, de su necesidad de conservar atisbos de dignidad y la difiicultad de hacerlo, a veces casi una lucha titánica de supervivencia.
Su obra es comprometida. Su tema único.  Y ese compromiso lo es con la libertad y la historia.
Más adelante, en El rey se inclina y muere, su prosa se hacía más precisa al sustituir la narración por un conjunto de pensamientos, de reflexiones en las que demostraba la misma lucidez que belleza en sus otros textos.
En la trampa se compone de tres ensayos sobre tres autores que vivieron de lleno los acontecimientos que Muller tan bien conoce. Desconozco a los tres, pero los retazos de su obra alrededor de los que va tejiendo la autora sus escritos, muestran creadores singulares, descarnados y, sobre todo, inmersos en sus propios dramas, colectivos e individuales, que intentan plasmar en palabras como una vía de refugiarse del desconcierto qque produce lo inexplicable del horror.
Son textos cortos, donde la autora demuestra una vez más su inteligencia y su sinceridad: inteligencia en la lucidez de sus reflexiones, sinceridad en la ausencia de pudor a la hora de trasladarnos su fragilidad y sus dudas, su trayectoria de búsqueda de la comprensión del ser humano que, posiblemente será una búsqueda que nunca concluya.
Son de nuevo un trozo de corazón de una mujer que no tiene miedo a mostrar su miedo, que poseé la belleza del corazón y la humanidad, que me fascina y que me regala en cada pieza, sea del género que sea, la certeza de que la vida no siempre es comprensible o justa, pero no por ello, debemos de renunciar a ella.

Público

EN LA MUERTE DE RAFAEL CHIRBES

Ayer noche asistí a uno de esos debates políticos con los que pretenden entretenernos últimamente todos los canales de televisión. Allí donde los antaño protagonistas de la prensa del corazón han sido sustituidos por otros personajes lamentablemente igual de vacíos, con el agravante de que pretenden dirigir los destinos de la humanidad.
Entre interrupciones más o menos ruidosas, se arrojan entre ellos los males que acosan a la sociedad, las pequeñas tragedias cotidianas, siendo difícil creer que les interesen como algo más que peones en su carrera por el poder.
A la mañana siguiente, me desayuno con la triste noticia de que ha fallecido Rafael Chirbes, un excelente escritor que ha accedido al gran público fundamentalmente por sus dos últimas novelas, las magníficas Crematorio y En la orilla.
No he podido evitar unir ambas cuestiones.
Chirbes , en estas obras, retrató la crisis a través de los personajes que la sufrieron; en la primera, nos situamos en el prólogo, la crisis moral, aquella que derrumbó los principios de cualquier base moral y que encaminaba al tren de la sociedad al desastre más absoluto; la segunda está ya inmersa en la miseria, en la ruina, en la tragedia de no entender como uno ha podido llegar a esa situación, unido al hecho de haber perdido la capacidad de afrontarla.
Chirbes no suavizaba sus mensajes, tampoco intentaba dirigir la culpa ni disculpar a nadie, era un retratista de un estado, de una situación, de un mundo que se desmoronaba. Su prosa era precisa, densa, compacta, su mirada hiperrealista, su alma estaba cansada de decepción y desesperanza.
Nos ha dejado demasiado pronto, pero queda como testamento este díptico que debe de ser leído sin miedo, con el valor de saber que no se puede mirar hacia otro lado, o que, en cualquier caso, eso no va cambiar nada.
No son los políticos que nadan en la superficialidad de sus palabras sinó, una vez más, los artistas quienes se convierten finalmente en cronistas veraces de ese mundo.
Un artista que en este caso se ha ido.
Uno grande.
Descanse en paz.

Público

viernes, 7 de agosto de 2015

EXPOSICIÓN: NATURALEZAS MUERTAS de Pilar Bugallal

Fundación Barrie
La Coruña

Volver a mi ciudad de nacimiento unos días en verano, me permite viajar al pasado, ese espacio que, como decía Thomas Hardy, es otro lugar donde las cosas se hacen de forma diferente.
A veces es tanta la distancia que te sirve para darte cuenta de lo larga que es la vida, que regalo tan inmenso, tan lleno de valles, caminos, colores, sonidos y texturas, de tormentas y mares en calma, de recuerdos que son colecciones de presentes, cuantos de los míos anclados a esta hermosa ciudad.
La Coruña ( para mi no A Coruña ) es un entorno con vida propia , con un sustrato de cultural propio hay escritores, pintores, cineastas, que alimentan y se alimentan de un público no por local menos exigente, y al que por supuesto no limitan su obra aunque sí se les nota especial cariño cuando es aquí donde se presentan.
Pilar Bugallal es una gallega muy gallega, y aunque sus obras han recorrido medio mundo, verla en la inauguración de esta exposición en la Fundación Barrié nos transmite la sensación de que esta mujer de sonrisa amable, nos ha dejado entrar en su estudio o en el salón de su casa.
Su pintura destaca por un clasicismo que busca la belleza sin excusas, en sus colores y en sus formas, en su movimiento, y que no intenta emular otras artes como la fotografía. Es una pintura sin complejos.
Me gusta lo anacrónico de algunos de los objetos que retrata, reflejos de una aristocracia pasada sin el velo de la decadencia, pero me gustan sobre todo esos mantones que envuelven a mujeres imaginarias de elegancia absoluta.
Descansan los ojos en sus cuadros y el alma se muestra complacida.

Público

BIOGRAFIA: SANTA TERESA DE JESUS de Cathleen Medwick

Ediciones Maeva
370 páginas
También disponible en ebook

Hace unos meses asistí a una exposición sobre la vida de Santa Teresa de Jesús en la Biblioteca Nacional.
Por mucho que tuviese cierto conocimiento sobre el personaje  ( no demasiado profundo, lo reconozco ) no pudo dejar de sorprenderme la vertiente humana de alguien tan avanzado a su tiempo.
Brutales son sus logros cuando se ponen en contexto, como también lo es su caracter, su vitalidad y la fortaleza de su compromiso con la fe, especialmente la ausencia de la más mínima duda.
Es a partir de dicha exposición cuando nace mi interés por profundizar en su vida, y entre sus biografías, esta de Cathleen Medwick parece la más rigurosa.
Y rigurosa es, hasta el exceso.
Continuamente acompañada de palabras de la Santa y de aquellos que compartieron su odidea, de sus pensamientos y de sus obras.
Din duda un documento perfecto para acercarse al personaje.
No sé si la deformación es nuestra, acostumbrados a acercarnos por caminos más sencillos a la Historia, echando en falta un nivel de novelización que nos lo haga más transitable.
Personalmente me falta el contexto de la época, algo que ayudaría mucho a valorar la hazaña y ponerla en su justa medida.
En cualquier caso, un trabajo de peso y que exuda verdad. A cambio, densidad.

Público