Páginas vistas en total

lunes, 20 de julio de 2015

NOVELA: PARA QUE NO TE PIERDAS EN EL BARRIO de Patrick Modiano

Anagrama
152 páginas
También disponible en ebook

Con Patrick Modiano y su Premio Nobel me ha ocurrido algo similar a lo que me pasó en su día con Herta Muller, con la diferencia de que, en este caso, conocía una obra anteriormente.
Gracias al galardón, a la difusión que a partir de ahí han tenido sus novelas, he tenido la oportunidad ( vale, la oportunidad ya existía antes, todos nos dejamos llevar por la influencia del conocimiento ) de asomarme a un creador singular en su visión del mundo y su forma de narrarlo.
Modiano es clásico en su prosa, elegante en la serenidad que consigue construir con las palabras. Adjetivos precisos, gramática sencilla y siempre correcta.
La personalidad del autor tampoco debería de situarse en su temática, situada en una Francia frágil, poco definida todavía su personalidad tras la Segunda Guerra Mundial; en ocasiones misterios de alguien que busca, otras una historia de amor o la proyección de la infancia en las personas que finalmente llegaron a ser sus protagonistas...
Lo singular de Modiano es la mirada.
Y es que el escritor es el hombre que mira hacia atrás, y que entre la niebla del pasado ( con la que de una forma lúcida consigue teñir sus textos ) , retrata lo que no sabemos, y él no parece saber tampoco, que compone los recuerdos o los sueños.
Para que no te pierdas en el barrio, nace de un punto de partida muy inteligente a la hora de encarar un misterio: un escritor se ve enfrentado ( ¿será verdad, será su imaginación de fabulador la que lo crea? ¿ existen esos personajes que parecen asaltar su entorno cotidiano? ), a un desconocido que, habiendo encontrado su perdida libreta de direcciones, le pide información sobre un nombre del pasado.
A partir de ahí, como quien desata un lazo ferreo y olvidado, el autor se enfrenta en diferentes tiempos con un episodio de su infancia cuyo significado real nunca llegó a conocer, ni siquiera ahora.
No es posible ir más allá. Porque no sabemos lo que hay de cierto o lo que ha dibujado en la bruma la imaginación del niño o la memoria del adulto. Pero eso es precisamente lo que convierte esta novela, breve en longitud en grande en contenido.
Modiano consigue apasionar en la levedad.
La belleza de lo inconsistente.
El retrato del paso del tiempo y la subjetividad de la experiencia.
Sumergirse en sus páginas es como hacerlo en un mar en calma pero lleno de sabiduría.

Público

No hay comentarios: