Páginas vistas en total

martes, 14 de julio de 2015

NOVELA: DESFILE DE CIERVOS de Manuel Vicent

Alfaguara
167 páginas
También disponible en ebook.

Manuel Vicent pone con esta novela fin a una especie de trilogía formada con Aguirre el magnífico y El azar de la mujer rubia.
Juntando las tres, podemos asistir a una crónica muy especial de la España de la democracia.
En la primera, a través del retrato del Duque de Alba, asistimos a la transformación tanto de la aristocracia como de ciertos sistemas oficialistas de cultura, ambas dispuestas a actualizarse para sobrevivir, en un equilibrio entre su creencia de elitismo y la falsa popularización.
El azar de la mujer rubia lo recuerdo más poético y menos periodístico, más cercano al cuento en su forma narrativa. Aun así, la visión que nos regalaba de la profesionalización de la política era de una absoluta lucidez.
Desfile de ciervos utiliza como referencia el eterno retrato que el pintor Antonio López realizó de la familia real española. Ese periodo larguísimo sirvió para que la monarquía, una institución que en el pasado parecía intocable, se despeñase y necesitase de verdadero tuneado para recuperar cierta popularidad.
Ese es el marco, pero se puede decir que, de alguna manera, su declive estaba parejo al devenir de una España que aprendía a delinquir o, sobre todo, aprendía a no avergonzarse y a buscar la impunidad, siempre que el objetivo de su falta fuese el enriquecimiento, algo que cualquiera parecía dispuesto a entender. Así, aparece la especulación inmobiliaria, los megaproyectos ruinosos, la prostitución, la falsa moral... Un cuadro muy gris para un cuadro estático en el tiempo, preciosa metáfora de un Dorian Grey invertido y que refleja toda una sociedad.
De alguna manera tengo la sensación de que , de las tres novelas, esta es la más salvaje, la más agresiva, la más transparente , totalmente carente de autocensura. No por ello Vicent renuncia a la poesía ni a la narración, fundamentalmente a través de un personaje que, en sus últimos años de vida, recuerda que ha sido muchas veces testigo no buscado de muchos momentos históricos de su país.
Por las páginas de esta crónica desfilan, por supuesto  los Reyes y sus hijos y consortes, también una colección de bellísimas actrices, políticos como Aznar, Zapatero, Rajoy, escritores, artistas... pero sobre todo, desfila la pluma inteligente, gráfica y singular de un escritor tan atractivo e interesante como Vicent.
Desfile de ciervos es válido en si mismo, pero creo que lo realmente importante es el conjunto de crónica de las tres obras, que debería leer cualquiera que quisiese tener una visión cuando menos documentada de nuestra historia, aunque no se coincida ( yo no lo hago ) en todas sus afirmaciones.
Sí, da cierto vértigo, por momentos cierta verguenza, pero para llegar a algunos lugares , no siempre los caminos están exentos de basura.

Público

No hay comentarios: