Páginas vistas en total

sábado, 4 de abril de 2015

MICROTEATRO INFANTIL: VIOLETA, OSCAR, EL PIRATA PEDRO Y ABEJAGATO de Jaime Aranzadi / DUNDI Y RAPULDA. UN CUENTO DIFERENTE de Luis Quo

Todos crecen.
Es lo que tienen los niños.
Y , sin que nos demos cuenta, dejan de ser la excusa perfecta para ver teatro infantil.
Ahora estamos ya en el siguiente escalón: el que nos lleva a compartir, a buscar aquellas obras que pueden conseguir interesarnos a todos. También es una etapa divertida, llena de ilusión, pero no puedo evitar cierta nostalgia por sus años de ingenuidad.
Gracias a Dios, no han perdido del punto del juego , y siempre hay sobrinas.
Me encuentro pues este sábado, retornando a las sesiones infantiles del Microteatro y, sobre todo, divirtiéndome mucho.
Violeta, Oscar, El Pirata Pedro y Abejagato e Jaime Aranzadi.
Director- Jaime Aranzadi
Intérpretes- Silma López
He hablado muchas veces ( y no me voy a repetir ) sobre la importancia de tomarse a los niños en serio si se quiere escribir para ellos.
Importante entender sus códigos, que tampoco son tan diferentes de los nuestros. Comprender que son perfectamente capaces de entender nuestros mensajes, y tan inteligentes que saben que estos sólo son sinceros cuando son sencillos. Sus sentidos, mucho más abiertos, perciben todo lo que se les ofrece y necesitan que los alimenten. Y, sobre todo, son muy capaces de volar.
El modelo de cuentacuentos propuesto por Jaime Aranzadi, se abre gracias al encanto de Silma López y a los dibujos de Ana de la Cerda que nos lanzan de viaje a la búsqueda de algo tan importante como los deberes .... ¿ o es otra cosa?.
En quince minutos no es fácil llevar tan lejos a los más pequeños ( e incluso a los mayores ).
Dundi y Rapulda, Un Cuento Diferente de Luis Quo
Director- Luis Quo
Intérpretes - Cristina González del Valle. Luis Quo
No  es negativo utilizar los cuentos de siempre como base para nuevas propuestas.
Tampoco intentar adoptar un sentido del humor y un tono que también acerque a los mayores. Siempre que no se olvide que el verdadero objetivo son los niños.
La propuesta de Luis Quo,  se basa en deformar a los personajes conocidos, en especial el rol de la bella y generosa princesa.
Lo hace acercándola seguramente más a los infantes de hoy día pero sin caer en el cliché más fácil. A los mayores no puede dejar de divertirnos recordar lo lejos que está este personaje de aquellos que nos ofrecían a nosotros.
Y es fácil, muy fácil, divertirse, si esta Rapulda está en manos de una actriz tan elaborada y con una dicción tan rica como Cristina González del Valle.
Lo dicho: ya no tengo muchas oportunidades de ver teatro infantil, pero de vez en cuando, lo consigo. Cuando el premio son dos piezas breves como las que disfruté esta mañana, me reitero en la necesidad de tomárselo muy en serio para tener la seguridad de que siempre seguirá habiendo público para el arte dramático.
Algunos lo saben y contribuyen a ello. Sin duda los artífices de Microteatro.

Público    

No hay comentarios: