Páginas vistas en total

domingo, 8 de marzo de 2015

NOVELA: EL COMITÉ DE LA NOCHE de Belén Gopegui

Random House Mondadori
272 páginas
También disponible en ebook.

Creo que hay pocos escritores hoy día tan políticos como Belén Gopegui.
Esta periodista de El País, ha utilizado siempre la literatura como un arma de combate frente al silencio ante la injusticia. Y recalco la literatura, ya que Gopegui en ningún caso escribe panfletos, ni olvida la forma; junto a la importancia del contenido, hay una búsqueda constante de estilo y lenguaje, un interés por encontrar nuevas vías de expresión, cada vez más adecuadas al relato que aborda.
Entre sus obras, La Conquista del Aire, esa crónica del desengaño, sigue pareciéndome la más redonda; en cuanto a la más arriesgada, Lo Real; pero entre el resto de sus piezas hay mucho interés aunque tengo ganas de algún empeño de nuevo de más envergadura.
El Comité de la Noche habla, parece , del nivel de vampirismo que puede alcanzar el capitalismo, a través de la metáfora de la compra de sangre, pero creo que de lo que verdad habla es de la necesidad de luchar, de organizarse y de responder frente a un mundo injusto, para impedir que siga avanzando por la dirección equivocada.
Esta vez, establece dos partes que son dos personajes, dos mujeres que terminarán fundiéndose en su destino, amor y muerte.
La primera, opta por una abstracción poética que eleva el tono del realismo, hasta acercarse casi a un género sin época, sin referencias aunque quede claro que estamos en nuestro país y en la ciénaga de la crisis que ha transformado la vida de muchos seres humanos en una pesadilla de desconcierto y parálisis. No es un tramo fácil, pero sí de prosa muy hermosa y donde, como siempre, nos regala la capacidad lúcida de observación de su autora.
En la segunda, más narrativa, la novela deviene en un thriller y en una extraña historia de amor. Sin dar demasiadas pistas, sólo decir que Gopegui maneja a la perfección los lugares comunes para llevar la acción adelante, pero siempre sin olvidarse del mensaje.No sé lo que hay de verdad o lo que hay de regalo a los más débiles, en su entramado de respuesta, pero sea real o no, consigue darle el suficiente nivel narrativo. Es importante ser capaz de creer que , desde la rebeldía singular de un grupo de personas sin muchos recursos , puede llegarse a levantar una estructura de lucha al menos tan elaborada como la del enemigo. Repito, no sé lo que ese comité de la noche tiene de verdad o de anhelo, pero es en cualquier caso una buena apuesta literaria si de lo que se trata es de insertar la ficción en una base tan radicalmente realista.
Cualquier novela cuyo objetivo sea de denuncia, corre el peligro de convertir a los personajes en arquetipos y agotar con frases grandilocuentes. Belén Gopegui cada vez sortea mejor ese riesgo, aquí hace mucho al respecto el personaje del narrador, las notas sobre su vida y la magia ( no voy a decir nada más ).
Por lo demás, cuando un escritor se limita por un objetivo, no queda más que alabar la coherencia. No coincido posiblemente con la autora en muchos de los motivos, pero sí en la necesidad de la lucha. Todo menos asumir las derrotas.

Público

No hay comentarios: