Páginas vistas en total

martes, 3 de febrero de 2015

NOVELA: EL IMPOSTOR de Javier Cercas


Random House
420 páginas
También disponible en ebook

Comentaba el otro día, que la novela, como forma narrativa abierta, admite cualquier tipo de innovación , tanto en la forma como en el contenido, y es susceptible de utilizar cualquier material de partida, desde la realidad más absoluta, a , lo que es más habitual, la ficción.
Recuerdo que, moviéndose en el campo de la ficción, Javier Cercas ya en Soldados de Salamina, utilizó la figura del escritor/ investigador como un personaje más, otorgando otro nivel a la narración.
Aquí, en el caso de El Impostor, va más allá:
Por un lado, Enric Marco es un personaje real, aunque, como gran falsificador de su propia vida, se moviese siempre en un limbo alrededor de la verdad; él y todo lo que se mueve a su alrededor, es "comprobable".
En segundo lugar, el escritor no es un personaje, sino el propio Javier Cercas, sus miedos, su entorno, su familia, y su sinceridad a la hora de desnudarse un poco ante el lector.
No es fácil, estoy seguro.
Narrar una historia y trasladar al tiempo las dudas sobre la legitimidad de hacerlo.
Investigar, ser capaz de intuir sin fabular, y en ningún momento dejar que la imaginación tome las riendas.
Ser capaz de utilizar artefactos narrativos y ajustarlos a la verdad.
Atreverse a  afrontar un relato que, es seguro, no sólo no resulta cómodo sino que nadie duda que generará, incluso en el propio personaje retratado, no pocas críticas.
El autor afronta todos los riesgos y sale airoso. El resultado está a la altura: estas cuatrocientas páginas son tan apasionantes como la epopeya de Enric Marco. Además, la reflexión continuada y compartida nos lleva de la mano hacia el interior, hacia el cerebro y el corazón de cualquier ser humano, desde las referencias de algunas de las personalidades de la historia, pero sin pecar nunca de pedante. Sólo en algún momento pudiera resultar un punto reiterativo, pero creo que eso es fruto de la necesidad de justificarse, algo comprensible.
Pero hay más . Javier Cercas se convierte en un historiador de la España reciente, capaz de analizar con lucidez y humildad nuestro pasado más inmediato, el paso de la Dictadura y la Democracia y los años en los que algunos decidieron mirar atrás; el magma humano que perdió la guerra y que intentó ganar el futuro, las mentiras que todos necesitaron. Para él, Marco, un Quijote apasionante y deleznable, bueno y malo, era posiblemente uno más, otro pícaro llevado al extremo por las circunstancias que le tocó vivir.
En resumen. Un libro excelente. Una novela real o la realidad novelada. Esta historia no podría haberse contado de otra forma.

Público

No hay comentarios: