Páginas vistas en total

viernes, 6 de febrero de 2015

CINE: NIGHTCRAWLER de Dan Gilroy

USA. 2014
Jake Gyllenhaal. Rene Russo. Riz Ahmed. Bill Paxton

Esta semana , el horror filmado del yihadismo, alcanzo su zenith con la retransmisión del piloto jordano quemado vivo.
Parece ser que esos salvajes llegaron incluso a proyectarlo incluso en cines.
Quien no se revolviese ante esa situación ( sin haber visto el núcleo de tan terrible escena ) no podría calificarse de humano....
Simple ¿no?
Pues Nightcrawler llega para hacernos dudar sobre muchas cosas. Entre otras, esa afirmación tan contundente.
Y es que está claro que nos hemos acostumbrado a confundir ficción y realidad , y asumir que las noticias pueden o incluso deben ir acompañadas de casquería; no sólo eso, sino que la sangre se ha convertido en el punto que cualifica una noticia.
En un mundo como en el que vivimos, parece que necesitamos cada vez más impactos, ¿ donde acaba nuestra responsabilidad frente a esa comercialización del drama y la miseria?.
En Nightcrawler, su protagonista, un muchacho sin duda con talento y también con una moralidad bastante difusa, comienza como un ladronzuelo hasta que descubre un filón en su capacidad para retratar lo peor de la especie humana en una gran ciudad. Los siguientes pasos, parejos con la situación que se va desarrollando a su alrededor, no son más que un descenso lógico e incluso ordenado por los caminos en que se van borrando los límites.
Nightcrawler es sin duda una película importante por su contenido, y también porque es un retrato pegado a los tiempos que vivimos.
He leído ciertas críticas que la relacionaban con algunas cintas de Scorsese o escritas por Paul Schrader; no lo veo así, esas películas hablaban de una redención confusa, de un viaje interior. Ahora ese viaje ya no existe, nuestro siglo está pagado de superficialidad, y es superficialidad lo que mueve a los personajes, dinero, éxito, vida fácil... nada más. Incluso el infierno puede teñirse de frases y actitudes propios de los cursos más básicos de emprendeduría.
Cinematográficamente, la cinta es brillante, magnética, sacando lo mejor de un excelente montaje y del paisaje de una ciudad tan visual como Los Angeles.
Además cuenta con una interpretación excelente de Jake Gyllenhaal que consigue dotar de un extraño encanto u psicopatía y de una Rene Russo impecable a la que hacía tiempo que no veíamos. Que ninguno de los dos, ni la propia película, estén nominados en los próximos Oscar sorprende.
No sé si en el cine existen películas necesarias, aunque en ocasiones lo digamos. Si así fuese Nightcrawler sería de visión obligada para los directivos de muchas cadenas de televisión, y posiblemente también para muchos de nosotros.
Terrible.

Público  

No hay comentarios: