Páginas vistas en total

viernes, 20 de febrero de 2015

CINE: FOXCATCHER de Bennett Miller

USA. 2014
Steve Carell. Channing Tatum. Mark Ruffalo. Vanessa Redgrave. Sienna Miller. Anthony Michael Hall

No soy un fan del deporte ( de hecho creo no haber visto un partido entero en mi vida, ni de fútbol, ni de baloncesto, ni...), y consecuentemente, tampoco lo soy de las películas sobre el deporte.
Sin embargo, Bennett Miller ya lo consiguió en su anterior película, Moneyball, convirtiéndola en una comedia muy entretenida sobre la lucha y la superación; y ahora en Foxcatcher , una tragedia psicológica sobre la trastienda del sueño americano . Gracias a él, primero me entretuve con el cine deportivo y ahora me ha apasionado.
Y es que Foxcatcher me parece excelente.
Aquí el deporte es la lucha, más difícil todavía, porque lo cierto es que no se de él absolutamente nada, sin embargo, el guión da los suficientes datos para no sentirnos perdidos y tampoco nos pide nada más.
Lo que importa , debería de decir, son los personajes, fantásticamente diseñados en todos sus matices, pero no sólo ello, sino también las relaciones que los sostienen, basadas en las líneas directrices del sueño americano. la facilidad de alcanzar el éxito, la cercanía del dinero y la necesidad de una figura paterna, guía y mentor; lo que nos cuenta Foxcatcher es que a veces el padre es un enfermo, que el dinero sólo se enseña y no garantiza la felicidad, y sobre todo, que el éxito es en la mayoría de las ocasiones un espejismo que puede desvanecerse en segundos.
El hecho de que esté basado en una historia real, convierte esta tragedia en pesadilla.
Hay dos factores que hacen de la plasmación de este relato una obra apasionante:
Por un lado, el guión es perfecto, minucioso, y sin concesiones, dado que lo que verdaderamente importa es el desarrollo interior de sus personajes, y la dirección es capaz de asumir este objetivo , con una cámara que parece radiografiarlos hasta el alma. El resultado es denso, sólido, repito: apasionante.Una especie de triángulo masculino alrededor de la lealtad, la fraternidad, la admiración, la envidia, las necesidad de ser admirado y buscarse un lugar en el mundo.
El segundo factor es la interpretación de los tres actores principales. Parece como si la excelsa Vanessa Redgrave, magnífica como siempre en sus casi dos únicas escenas, les apadrinase. Porque lo cierto es que el nivel alcanzado es sobresaliente.
Podría escorarse a artificial la de Steve Carell, con su prótesis nasal y su necesidad de dotar de gestos referenciales a su extravagante personaje, no es así, consigue una creación potente de un ser humano singular y evita en todo momento el peligro de lo ridículo.
Mark Ruffalo me ha gustado siempre, posiblemente esta sea su mejor oportunidad y la aprovecha a tope. Grande.
Pero quiero dedicarle un párrafo especial a Chaning Tatum;lo que le ha pasado con los Oscar me recuerda a lo ocurrido a Mario Casas con Grupo 7, el único del reparto no nominado en su día a los Goya. Supongo que ser guapo y estar cachas ya parece premio suficiente, pues bien, su interpretación es perfecta, fantástica, llena de matices, su personaje es posiblemente el más difícil y lo borda. Excelente. Espero que decida seguir su carrera por esta vía en lugar de optar por el tipo de producto fácil que seguro le ofrecen.
Estos tres, perfectamente empastados, elevan un escalón más un filme que ya con el resto de sus valores ( guión, realización ... ) era excelente.
Foxcatcher es, ya lo he dicho, un mazazo al sueño americano.
Quizás a todos los sueños.
Ya lo dijo Calderón " los sueños sueños son".
Aunque como un eco patético , suenen, en el último segundo,  esos cánticos patrióticos.
Luego la oscuridad.

Público

No hay comentarios: