Páginas vistas en total

jueves, 1 de enero de 2015

NOVELA: Y EL CIELO ERA UNA BESTIA de Robert Juan- Cantavella

Anagrama
376 páginas
También disponible en ebook.

Como ya he comentado alguna vez, soy asiduo a los suplementos culturales de los principales periódicos, de los que en muchas ocasiones extraigo mis siguientes lecturas ( sí, yo creo en la crítica ).
De todas maneras en ocasiones me ocurre lo que ahora: soy incapaz de recordar de donde saqué esta recomendación.
En cualquier caso, me encontré la semana pasada inmerso en Y el cielo era una bestia, una propuesta tan extraña como, voy a decirlo ya, cabreante.
Vamos por partes: a una clínica situada en una montaña cercana a un pequeño pueblo oscuro, llega un extraño viajero. En su pasado, entre otras cosas, la búsqueda de animales míticos como el calamar gigante. Pronto se ve rodeado de  personajes igual de extraños, cada uno con su propio misterio, entre ellos una terrible venganza. Paisajes conocidos, tramas que se pueden recordar en novelas que van desde Stoker a Verne, misterios que se abren y se bifurcan.
Pero todo ello en un complicado ejercicio que acerca al lector en su intriga para minutos después lanzarlo lo más lejos posible, compartir para engañar, atraer para luego confundirlo.
En fin, no dudo que crear un libro que parece un organismo vivo y parece ser capaz de construirse con un total desprecio a la coherencia y sumando todo aquello que puede aparecer en una despensa intelectual, tiene su merito. Pero también lo tiene llegar al final.
Cierto control lo hubiese salvado. Tal y como está, a mi me parece un ejercicio de paciencia que no termina de dejar claro su porcentaje de seriedad.
Crear estampas atractivas con materiales conocidos, por muy bien dibujadas que estén, no me parece un ejercicio loable y, sobre todo, puede resultar estéril si no responde a un conjunto que suponga algo más que una demostración de capacidad de emulación.
Y llegado a este punto, tengo que preguntarme de nuevo ¿ y de donde saqué yo esta extraña recomendación? ¿ como llegó a mi lista de lecturas pendientes? un enigma.

Público

No hay comentarios: