Páginas vistas en total

viernes, 5 de septiembre de 2014

CINE: EL NIÑO de Daniel Monzón

España 2014
Luis Tosar. Jesús Castro. Barbara Lenie. Sergi López. Eduard Fernández. Jesús Carroza. Said Chatiby. Marean Bachin

Con Celda 211, el antiguo crítico Daniel Monzón, demostró que, tantos años de ver buen cine, le había preparado para poder rodar una excelente película  de género, hija de los clásicos y encaminada a ser un producto de entretenimiento magnífico.
Con El Niño, viene la revalida: aquello no fue una casualidad sino fruto de oficio, talento e inteligencia. Porque de nuevo consigue que, durante dos horas no parpadeemos ni un segundo.
Esta vez nos situamos en el tráfico de drogas en el estrecho, en un trailer brutal y contundente, donde están presentes personajes reconocibles para todos: el policia incorruptible y obsesionado y las zonas oscuras de la ley, la mujer en un mundo de hombres, los grandes mafiosos y los tirados, y por supuesto, el muchacho que da título a la cinta, aquel que por razones comprensibles y algo inocentes, cruza la línea; pero uno de los valores de este estupendo guión es que no son meramente miméticos sinó que están dibujados con su propia personalidad; como también lo está el entramado narrativo que en ningún momento suena a visto.
Sobre todo, hay dos factores que elevan considerablemente la calidad de la cinta:
Por un lado la realización y en especial el montaje, especialmente impactantes; las secuencias de las persecuciones en mar y en tierra, implicando helicópteros, coches y lanchas motoras, pueden medirse con las de la mejor película americana,
En segundo lugar la interpretación. Los actores españoles demuestran una vez más que están preparados para todo; Luis Tosar ya no tiene adjetivos; de López, Lennie y Fernández, tampoco hay nada que decir, aquí en cometidos por debajo de sus posibilidades pero muy relevantes para la narración; Jesús Carroza ya había demostrado de lo que era capaz en su bautismo con 7 Vidas, ahora se convierte en un secundario único, grande; pero sin duda, la sorpresa viene de saber que esta es la primera aparición tras las cámaras de Jesús Castro, una especie de Paul Newman capaz de sostener un papel contundente con fondo para veteranos, su naturalidad y encanto son absolutos, es difícil no compadecerle y no bascular hacia su lado.
Ellos  juntos hacen creíble cada minuto de esta película.
Posiblemente Monzón sea el heredero de eso que en Hollywood se llamó artesanos, aquellos que nos regalaron muchas de las mejores películas de la historia. En El Niño también hay algo de Ford, nada menos.
Debemos estar orgullosos de que el cine español de productos de este tipo y de este nivel. Pero no hace falta defenderla por chauvinismo: va a romper en taquilla, es un entretenimiento de primer orden. Muy buen cine, sin fisuras.

Público

No hay comentarios: